Ágatha Ruiz de la Prada nunca se calla nada: todas las veces que la diseñadora ha sido polémica con sus declaraciones

Ágatha Ruiz de la Prada nunca se calla nada: todas las veces que la diseñadora ha sido polémica con sus declaraciones

Ella tenía que bailar una coreografía del musical La la land como prueba de El desafío y él tenía que valorar su actuación. La valoración de Juan del Val, a juicio de la diseñadora, ni fue correcta ni fue educada… y la lió. Agatha Ruiz de la Prada llamó a su abogada para ver si podía rescindir su contrato con el programa y confesó, dolida, tres días más tarde en una entrevista en El Confidencial que aún estaba esperando “que este imbécil me pida perdón”. Y es que la diseñadora con el estilo más naif de nuestras pasarelas no tiene ni un pelo de naif en su vida diaria, especialmente cuando quiere dejar claras sus opiniones en los medios de comunicación.

Hace ya años que ha dejado de ser la mujer de Pedro J. Ramírez, la que se ocultó en casa tras el escándalo del vídeo de su marido y la mujer que se hundió cuando este la pidió el divorcio. Desde que firmaron su separación en 2018 la marquesa de Castelldosrius y baronesa de Santa Pau se ha acostumbrado a conceder entrevistas en las que habla de todo y de todos con soltura y sin asomo de trauma, drama ni pelos en la lengua.

Por eso sabemos que perdona al rey emérito porque su padre también era muy mujeriego, que tenía un perro chow chow que se llamaba Perro Jota, que a su ex le llama el innombrable y que Isabel Gemio es una salvaje que le dijo que su vida era un paripé. Entre unas declaraciones y otras Agatha Ruiz de la Prada se ha convertido en un personaje con un puntito excéntrico de esos que a la gente les gusta ver en el Sábado Deluxe.

Aunque a veces lo que dice no tiene mucho predicamento en el público que lo escucha y tiene que recular. Como cuando el año pasado, en una entrevista que concedió al periódico El Mundo, afirmó que la mujer de su exmarido, la abogada Cruz Sánchez de Lara, había contagiado a este el coronavirus por haber estado en las manifestaciones de 8M de Madrid y que “representaba a feminazis”. Pedro J. Ramírez amenazó con demandarla y la diseñadora se disculpó.

O como cuando recientemente le llovieron los zascas en internet cuando se desempolvó una entrevista que había concedido en 2017 en la revista Telva en la que dijo: “Mis hijos nunca supieron si eran muy ricos o muy pobres”. Hasta Ana Millán no pudo resistirse y le contestó: “Ágatha, cariño, si hubieran sido pobres sí se hubieran dado cuenta”… porque no sólo Ágatha es capaz de decir las cosas claras.

Fuente: Leer Artículo Completo