Ana Rosa Quintana recibe «una regañina» en directo

Ana Rosa Quintana recibe «una regañina» en directo

Desde que comenzó la erupción del volcán de Cumbre Vieja, un equipo de ‘El programa de AR’ se ha desplazado a la isla para retransmitir en directo la última hora de esta catástrofe. Tanto Ana Rosa Quintana como sus reporteros no dejan de recibir muestras de cariño por la sensibilidad y delicadeza con la que están tratando esta dura noticia y el apoyo que están dando a todos los palmeros, pero este 28 de septiembre también han recibido una «regañina» por parte de los cuerpos de seguridad que se encuentran en la isla.

Una reportera de ‘El programa de Ana Rosa’ acompañó a una vecina de la isla hasta su vivienda para grabar un reportaje. Y, aunque en principio tenían permiso de la Guardia Civil para estar en la zona, allí se encontraron con una imagen desoladora, ya que la lava había avanzado mucho y había arrasado el pequeño huerto de esta vecina. «Estábamos impresionados, se notaba que se inhalaba un gas mucho más fuerte que lo que encontrábamos justo detrás y al salir de la zona notamos ese dolor de garganta, cabeza y en los ojos», explicó la periodista en su reportaje. Tan cerca habían estado que la Guardia Civil tuvo que intervenir.

Ya en directo, la reportera de ‘El programa de AR’ ha hablado con el capitán de la Guardia Civil Ángel Cervera. Ella ha explicado que «la labor de la Guardia Civil es organizar el dispositivo de seguridad en el despliegue en todos los puntos calientes que existen ahora mismo en la isla: zonas que se tienen que cortar, polideportivos, coordinación. Garantizar la seguridad sobre el terreno».

Y en ese momento, Cervera ha aprovechado para darle una pequeña advertencia. «Nos encargamos de mantener un perímetro de seguridad para que nadie pasé a ese interior y así poder garantizar la vida de los palmeros así como su propia seguridad. Lo que hicisteis vosotros ayer es un riesgo grande porque pusisteis vuestra vida en peligro y la nuestra por tener que ir por vosotros después. Os pediría que esas cosas no las hicierais», le aconsejó.

«Fue una intervención muy breve y todo salió bien gracias a la guarda civil», remarcó la reportera.

Desde plató Ana Rosa Quintana también pidió disculpas al capitán de la Guardia Civil. «Aceptamos la regañina. Es verdad que nosotros también le dijimos, que Miriam no es ninguna kamikaze fueron a la huerta con la señora y se encontró con eso. Es cierto que es peligroso y tenemos que tener cuidado. Muchas gracias por ayudarnos», reconocía la presentadora.

Al terminar la conexión, Ana Rosa defendía el trabajo de su reportera. «Nos han dado un capón. Tiene razón por una parte, pero por otra… no fue intencionado. Fue a la casa donde se lo habían permitido. Es que somos periodistas si no nos pusiéramos al frente de los sitios no habría corresponsales de guerra… Entiendo que los periodistas hacemos lo que tenemos que hacer para dar una información», sentenciaba.

Fuente: Leer Artículo Completo