Anabel y Alejandro Nieto se deshacen en lágrimas por el cambio de equipos

Anabel y Alejandro Nieto se deshacen en lágrimas por el cambio de equipos

  • Desirée Rodríguez, de Supervivientes, su vida en imágenes.
  • Así es la vida de Anabel Pantoja
  • Juan Muñoz es el nuevo ‘parásito’ de ‘Supervivientes 2022’.

    Los últimos cambios no han sentado nada bien. Las relaciones entre los concursantes de ‘Supervivientes’ en Honduras están más tensas que nunca y esto ha hecho que la decisión del programa hiciera saltar las chispas una vez más. Después de un mes, se ha vivido una reestructuración sorpresa que ha dejado dos grupos muy heterogéneos. Por un lado, el norte con Marta Peñate, Anabel Pantoja, Alejandro Nieto, Desirée, Ignacio de Borbón y Ana Luque. Por el otro, el sur con Nacho Palau, Tania Medina, Anuar Beno, Yulen Pereira, Mariana Rodríguez y Kiko Matamoros. Saltaban chispas.

    Como el propio nombre de los grupos indica, ambos estarán en puntos opuestos de la isla por lo que ni siquiera podrán hablar a través de la valla como se ha hecho hasta ahora. Estarán totalmente aislados los unos de los otros con la única compañía de su equipo. Y esto explica la reacción que muchos de ellos han tenido, puesto que no lo han llevado nada bien teniendo en cuenta las rencillas que han surgido en estos últimos días.

    La primera en llevarse el disgusto fue Anabel Pantoja que veía cómo mientras ella estaría en el norte, Yulen se iba directo al sur. Con cara de buena perdedora, encajaba el golpe por el que más tarde se hundiría abrazada al esgrimista, llorando a lágrima viva. Y es que a pesar de su primera bronca siguen muy unidos.

    Con mucho menos disimulo encajaba su mala suerte Alejandro Nieto, que nada más conocer que se iba al norte con Desy y Marta Peñate, y lejos de Tania, no paraba de repetir «qué mala suerte tengo», limpiándose la arena de los zapatos en el banco que tenía frente a él y en el que estaba sentada Marta, haciendo el primer roce. Su rabia inicial se transformaba en llanto cuando cortaban la conexión y se abrazaba a Tania para consolarse. Acto seguido Anuar era quien le consolaba.

    Ignacio lo hacía con Tania, que también terminaba llorando: «Yo te lo animo, tú tranquila que va a estar bien cuidado. No llores», le decía mientras le daba un tierno beso en la mejilla.

    A Peñate tampoco le gustó su destino. «Para hacer bien el amor hay que venir al…», cantaba segundos antes de que Lara Álvarez leyera su papel: «¡Norte!», gritaba ante la cara de estupefacción de la concursante. Y es que si algo ha quedado claro es que este descoloque va a dar mucho juego en la isla de Honduras porque pocos están a gusto con sus compañeros.

    Fuente: Leer Artículo Completo