Andrew Parker Bowles, exmarido de Camilla y el amante más desconocido de la princesa Ana de Inglaterra

Andrew Parker Bowles, exmarido de Camilla y el amante más desconocido de la princesa Ana de Inglaterra

En The Crown lo plantearon como un cuarteto amoroso: Carlos y Camilla juntos antes de la boda de este con Lady Di por un lado y la princesa Ana y Andrew Parker Bowles en la cama antes de la boda de la royal con el capitán Mark Phillips y todo esto por las mismas fechas. Pero los biógrafos oficiales de las realeza británica no están muy conformes con ese timeline: esas relaciones no se produjeron al mismo tiempo, no hubo “cuarteto” amoroso simultáneo… aunque todos reconocen que, efectivamente, entre la hija de la reina Isabel II y Andrew Parker Bowles sí hubo un idilio. De hecho, la biógrafa del príncipe Carlos, Sally Bedell Smith, asegura que fue el hecho de que Andrew Parker Bowles fuera la religión lo que impidió que el amorío entre ambos no llegara hasta el altar.

Cómo fue el romance entre Andrew Parker Bowles y la princesa Ana de Inglaterra

En los 70 Andrew Parker Bowles era todo un donjuan. Entre sus numerosas conquistas contaba con una relación intermitente con una jovencísima Camilla que duró siete años de ahora sí ahora no. Al final fue que sí, de una forma un tanto forzada, cuando ella contaba tan solo 26 años y él tenía 33. Pero no adelantemos acontecimientos.

Según los biógrafos oficiales, mientras Andrew Parker Bowles estaba y no estaba con Camilla no le hacía ascos a intimar con otras mujeres y la princesa Ana entró a formar parte de ese listado. Ambos se conocieron en las carreras de Ascot en 1970 y empezaron una relación secreta en junio de ese mismo año.

El que fue paje en la coronación de la reina Isabel II allá por 1953 se ilusionó con la relación y parecía dispuesto a sentar la cabeza, pero según todos los biógrafos el hecho de que fuera católico, una religión que en Reino Unido no procesa más que el 20% de la población, lo impidió. La religión católica y la corona real inglesa no casan bien: el acta de establecimiento del siglo XVIII fue precisamente formulada para que las familias de ascendencia católica no pudieran llegar nunca a la familia real. De hecho en 1978 el príncipe Michael of Kent perdió sus derechos a la sucesión al trono británico al casarse con una baronesa (Marie-Christine von Reibnitz) cuya familia era de origen católico.

Por qué Andrew Parker Bowles y la princesa Ana de Inglaterra no acabaron juntos

Además de su ascendencia católica Andrew Parker Bowles tenía el enemigo en casa conspirando para que sentara la cabeza con alguien realmente a su alcance. Fueron los padres de Camilla y Andrew los que decidieron su compromiso y así lo anunciaron (por lo visto sin el conocimiento de la pareja) en el diario Times el 15 de marzo de 1973.

Es de suponer que para entonces Andrew ya no estuviera con la princesa Ana (que acabó pasando también por el altar en 1977 del brazo de Marc Phillips), pero lo que no está tan claro es si Camilla no seguía viéndose con el príncipe Carlos, con el que mantenía un idilio desde 1972. Por supuesto, tanto la princesa Ana como el príncipe Carlos acudieron a la boda de los Parker Bowles demostrando que los royals son los reyes de la flema británica.

Ya casados Andrew y Camilla, la realidad es que ambos continuaron haciendo lo que quisieron con su vida privada. Camilla tuvo dos hijos con Andrew pero continuó viéndose con Carlos a pesar de que él ya había contraído matrimonio con Diana. Y es de suponer que Andrew Parker Bowles hizo lo propio por su cuenta, y de hecho conservó una gran amistad y algo más con la princesa Ana a pesar de que ella también estaba casada.

Según Bedell Smith, cuando el matrimonio de la princesa naufragó oficialmente, aunque el amante oficial de Ana en ese momento era el autor de las cartas de amor por las que explotó todo el escándalo, en su lista de infidelidades en su matrimonio también figuraba el nombre de Andrew Parker Bowles. Pero para cuando ella consiguió firmar su divorcio su objetivo amoroso estaba lejos de ser su amigo desde hace tantos años: en cuanto se separó de Marc Phillips oficializó su relación con el amante de sus cartas y actual marido, Timothy Laurence.

Fuente: Leer Artículo Completo