Arantxa Sánchez Vicario: “Yo estaba enamoradísima, lo di todo por amor y no fui recompensada”

Arantxa Sánchez Vicario: “Yo estaba enamoradísima, lo di todo por amor y no fui recompensada”

  • Arantxa Sánchez Vicario llora al hablar de sus padres en ‘Palo y Astilla’.


    Arantxa Sánchez Vicario se derrumba al recordar a Josep Santacana
    , el que fue su marido y padre de sus dos hijos y con el que todavía se encuentra en trámites para finiquitar divorcio. La ex tenista ha sido la protagonista de la última entrega de ‘Palo y Astilla’, el programa de Mamen Mendizábal en La Sexta, en el que ha repasado su trayectoria personal y profesional.

    Además de hablar de su infancia y de su carrera como tenista, Arantxa ha recordado, entre lágrimas, la polémica que protagonizó junto a sus padres, Emilio y Marisa, a los que criticó duramente en un libro autobiográfico y con los que protagonizó demandas y desavenencias. Tras pedir perdón, Arantxa asegura que sus progenitores “han sido dos personas maravillosas que siempre me han querido, siempre los he querido y los querré siempre. Son dos personas muy importantes”.

    Arantxa también ha hablado de Josep Santacana, el que fue su marido y padre de sus dos hijos, y al que su familia tacha como culpable del distanciamiento familiar. Emilio, hermano de la ex tenista, recuerda el episodio en el que les echó del tanatorio tras el fallecimiento de su padre. “Que él (Santacana) tuviese la osadía de presentarse en el tanatorio… Llegó con unos aires a provocar. Fue una reacción en un momento de tensión muy grande. Si hubiese venido ella sola, no habría pasado nada”, recuerda.

    Arantxa también habla de su matrimonio y su polémica separación asegura que no fue compensada tras todo lo que ella entregó. “Yo estaba enamoradísima, lo di todo por amor y no fui recompensada de la mejor manera. Pero lo importante es que tengo dos hijos maravillosos que son los que me dan fuerza y doy la vida por ellos”, dice. “Di mucho más de lo que recibí”, asegura.

    Y es que desde que Arantxa y Josep decidieron tomar caminos separados, a principios de 2018 y tras más de diez años de amor y dos hijos, la ex tenista se ha acercado, de nuevo, a su familia y mantiene una tensa batalla judicial con Santacana por su divorcio. El pasado agosto, un juzgado de Miami decretó que Sánchez Vicario le debía pasar una pensión a su ex marido de 371 euros al mes a pesar de tener la custodia compartida de sus hijos.

    Fuente: Leer Artículo Completo