Armando del Río nos confiesa cómo es trabajar con su pareja

Armando del Río nos confiesa cómo es trabajar con su pareja

Armando del Río llega puntual a nuestracita en la madrileña finca ‘La Masía de José Luis’. Sonriente y educado, viene dispuesto a dar lo mejor de sí mismo en esta sesión. Se nota la experiencia y su dilatada trayectoria profesional: lleva más de 30 años en el mundo de la interpretación. Actualmente, podemos verle los jueves por la noche en la serie ‘El nudo’, de Antena 3. Personalmente, vive feliz desde hace casi trece años con la actriz Laia Alemany, con la que también ha compartido escenarios.

Has hecho cine, teatro, televisión… Sólo te falta dirigir una película.
Y en ello estoy. Tengo tres largometrajes en proyecto con mi productora, Cromagnon: ‘La leyenda del hombre lento’, ‘Karma’, los dos parten de otros cortos que ya hice, y ‘Lágrimas’. Esta última podría empezar a rodarse en 2022. Antes, en julio de este año, Laia, mi chica, y yo, estaremos en el teatro Reina Victoria de Madrid. Compartiremos escenario con Jon Arias, el hijo de Imanol.

¿Cómo surge ese idilio con la actuación?
Desde pequeño ya veía mucho cine. Me interesaban no sólo actores y directores, también el ‘making of’ y la magia del cine. Yo soy de Zaragoza, y a los 16 años convencí a mis padres para que me dejasen venir a Madrid a conseguir mi sueño.

https://www.instagram.com/p/CIWNUrNi15L/

A post shared by armando_del_Rio (@armando_del_rio)

¿Te costó mucho convencerlos?
A mi padre más que a mi madre. Él era más clásico. Tenía una fábrica y quería que yo siguiera sus pasos.

¿Y viniste a Madrid sin nada?
No exactamente, al final mis padres me apoyaron económicamente.

¿Pasaste malos momentos?
Creo que al 99% de los actores les ha pasado en algún momento. Trabajaba, ganaba dinero y lo gastaba todo, hasta que llega un día en el que el teléfono deja de sonar y te encuentras sin nada.

¿Y nunca pensaste en tirar la toalla y volverte a la fábrica, con tu padre?
No, en el fondo he tenido suerte y me ha ido relativamente bien. Ahora las cosas están difíciles, pero vamos sobreviviendo. Cuando vives solo, si no tienes, no tienes, pero cuando ya has formado una familia y tienes una hija…

Sí, tu pequeña Alma, de cinco años. Con tu chica y tú trabajando, ¿cómo ha sido cuidarla?
Complicado. Recuerdo cuando Laia y yo hacíamos juntos la obra ‘Danny y Roberta’. Teníamos ensayos de cuatro o cinco horas y no podíamos dejarla tanto tiempo. Terminábamos ensayando en casa con la niña en brazos.

¿Y si tu hija decidiera ser actriz?
La ayudaría, pero tampoco es que me entusiasme la idea.

https://www.instagram.com/p/CLSiTvflbR4/

A post shared by armando_del_Rio (@armando_del_rio)

¿Y cómo es trabajar mano a mano con Laia? ¿Qué pasa cuando estáis enfadados?
Al final somos profesionales además de pareja, y si estás enfadado, te fastidias y te centras en el proyecto manteniendo tu vida personal al margen en ese momento.

Y si no hubieras sido actor, ¿cuál era tu plan B?
Alguna frikada, como investigar OVNIS o estudiar algo relacionado con el Universo.

¿Una peli que nunca te cansas de ver?
Las que más, ‘Platoon’ o ‘El cazador’. Era con las que más me identificaba en mi juventud.

¿Has sido joven y rebelde?
Rebelde no, más bien cañero y un poco golfo.

¿Te consideras un hombre coqueto?
No, para vestir, por ejemplo, soy un poco ‘desastrao’. Me interesan más otras cosas que la ropa. Cuando tengo dinero, nunca lo gasto en moda. Es Laia la que, entre otras cosas, siempre me regala ropa.

¿Y cuál es el regalo que más te ha gustado?
Mi mujer es muy detallista con esas cosas. Hace poco me preparó un póster que decía ‘El año del maño’, con fotos de amigos a los que había llamado.

https://www.instagram.com/p/CDy3cpdCzil/

A post shared by armando_del_Rio (@armando_del_rio)

¿Un plan romántico con tu chica?
Como a ella le gusta mucho el sol y el calor, hacer una escapada a un lugar con playa, tipo Caribe. Es más, aún tengo pendiente el viaje de novios. Laia y yo nos casamos en 2010 y nos pilló la crisis económica. Nos dejaron una casa familiar en el sur, pero no hicimos ese viaje tan deseado porque no teníamos dinero.

¿Cómo fue vuestro confinamiento? Supongo que duro.
Al principio pasamos tres semanas en nuestra casa de madera, en Guadalajara. Pero Laia ya estaba con el virus y tuvimos que volvernos a Madrid por miedo a quedarnos un poco aislados en el campo.

¿Y fue grave, le afectó mucho?
Lo pasó bastante mal, sí. Es cierto que llegó a los pulmones, no acabó en neumonía pero sí que le afectó bastante. Como suele decirse en estos casos, era como si le hubiera pasado un camión por encima. Había que estar muy pendiente de ella en todo momento. Y, además, estaba nuestra hija, muy pequeña, y a la que también había que cuidar.

Vamos, que casi no tenías tiempo para tus hobbies…
No del todo. Es cierto que nos cuidábamos mucho porque teníamos el susto en el cuerpo, pero por suerte vivimos en una casa unifamiliar estupenda con terreno para disfrutar al aire libre. Pero claro que aprovechamos para trabajar y desarrollar todos los proyectos que tenemos con nuestra productora.

https://www.instagram.com/p/B-HGPODi_sa/

A post shared by armando_del_Rio (@armando_del_rio)

Sólo tienes a Alma, ¿te gustaría tener más hijos?
No. Con uno vale y eso que mi hija también nos pide tener un hermanito, ahora que ya va creciendo, pero no nos convence. Al final, es mucho tiempo, mucho esfuerzo… Alma dormía muy mal de pequeña, se despertaba muy a menudo. Entonces estaba rodando ‘Amar es para siempre’ y fue un horror conciliar. Llegaba a casa tarde de trabajar todo el día y tenía que seguir estudiando el guión. Laia estaba que no podía más, tenía que ayudar con la niña y casi no dormía. Tampoco tengo más interés en traer más niños a este mundo.

Laia y tú os compenetráis muy bien. A través de las redes se os ve muy enamorados.
Bueno, llevamos casi trece años juntos, por algo será.

¿Y cuál es el secreto para mantener la llama y quererse como el primer día?
También tenemos nuestras peleas, como toda las parejas, es lógico. El único secreto es quererse y seguir queriendo estar con esa persona. Así de sencillo, no hay más.

Texto: Guadalupe G. Lumbrera. Fotos: Ana Ruiz. Ayudante de fotografía: Luis Cárcamo. Estilismo: María Álvarez. Maquillaje y peluquería: Patricia de Lucas para Alegría Make Up. Agradecimientos: La Masía de José Luis. C/ Paseo de la Puerta del Ángel, 3. 28011 Madrid. Teléfono: 914 79 86 15.

Fuente: Leer Artículo Completo