Belén Esteban, protagonista involuntaria de la boda de Anabel Pantoja

Belén Esteban, protagonista involuntaria de la boda de Anabel Pantoja
  • Belén Esteban, así es la vida de la princesa del pueblo
  • Anabel Pantoja: repasamos su vida y su trabajo en imágenes
  • ‘Sálvame’: te contamos los momentos más tensos del programa

    Belén Esteban se ha convertido en protagonista involuntaria de la boda de Anabel Pantoja con Omar Sánchez. La colaboradora, que fue el único miembro del equipo de ‘Sálvame’ que se desplazó hasta La Graciosa para acudir al enlace, sufrió en sus propias carnes la calima y las fuertes rachas de viento que azotaron la isla canaria. Los invitados fueron trasladados a la playa donde tuvo lugar la ceremonia en barco, el cual fue sacudido a base de bien por el fuerte oleaje. Tanto es así, que Belén Esteban, nada más poner un pie en tierra firme, confirmó sentirse un pelín mareada. «Ha habido muchas olas, pero bueno todo muy bien», dijo mientras hacía aspavientos con las manos. “Me regaláis un crucero y no lo quiero”, bromeó en directo la de Paracuellos con sus compañeros de programa.

    Durante la conexión, Belén Esteban explicó que el vestido que lucía era obra de la diseñadora Victoria Abzueta. Sin embargo, lo más sorprendente fue que confesó que Raquel Bollo y su hija Alma habían sido las encargadas de peinarla y maquillarla. A su vez, bromeó con la posibilidad de que Anabel y Omar pongan un monumento a los invitados dado las dificultades que habían tenido para llegar al enclave de la ceremonia.

    Aunque muchos han alabado su look, lo cierto es que la ‘princesa del pueblo’ no fue lo suficientemente previsora y acabó pasando frío. Y es que, ya a su llegada a la playa, por las caras que ponía, era evidente que el viento no estaba siendo muy de su agrado. De hecho, nada más terminar la ceremonia, salió escopetada para hacerse con una “rebequita” que cubriera sus hombros desnudos.

    Animando el cotarro hasta altas horas de la madrugada

    Belén llegó a la ceremonia cansada de la noche anterior, después de haber disfrutado de la compañía de los amigos de Anabel y Omar. «La verdad que lo pasamos muy bien. Estoy agotada porque lo de ayer fue demasiado, pero hoy vengo con muchas ganas de disfrutar con todos», expuso. Y dicho y hecho. Pese al mareo y al frío inicial, Belén Esteban lo dio todo en el banquete posterior, convirtiéndose en el alma de la fiesta. En unas imágenes que circulan por redes sociales se puede ver a la colaboradora, micro en mano, animando el cotarro mientras mueve las caderas al ritmo de la música. “¡Vamos, gordi!”, vocifera completamente desatada.


    Fuente: Leer Artículo Completo