Brooklyn Beckham y Nicola Peltz asisten a su primer plan tras celebrar su ostentosa boda

Brooklyn Beckham y Nicola Peltz asisten a su primer plan tras celebrar su ostentosa boda

  • Brooklyn Beckham y Nicola Peltz se casan: así ha sido su intensa y carísima boda de 3 días
  • Los Beckham, víctimas de un robo mientras se encontraban en casa

    Los Beckham-Peltz ya son marido y mujer. La pareja de tortolitos celebró este pasado fin de semana su esperadísima boda, un encuentro de famosos y millonarios de alto postín donde no faltó absolutamente de nada, y es que la ceremonia, que está durando 3 días, ha costado la friolera de más de 3 millones de euros. Calderilla para la familia de él y también para la de ella, encabezada por el magnate multimillonario de Trian Fund Management, Nelson Peltz. Todas las celebraciones están teniendo lugar en la mansión de 100 millones de dólares que posee la familia de ella en Palm Beach, Miami, con capacidad para albergar a decenas de personas, y ha sido allí donde se ha visto a la parejita de recién casados acudiendo a su primer plan como marido y mujer.

    Tras la ostentosa celebración -a la que asistieron famosos como Serena Williams, Gisele Bündchen, Gigi Hadid, Nicole Richie, las Spice Girls, Eva Longoria o los duques de Sussex-, todos los asistentes que superaran la resaca del día siguiente estaban invitados a un magnífico brunch, al que la pareja llegó a lomos de su flamante nuevo coche vintage, regalo de David y Victoria Beckham: un Jaguar XK140 del año 1954 que habría costado alrededor de 500.000 dólares.


    Nicola dejó atrás su maravilloso vestido de Valentino Haute Couture para enfundarse un nuevo minivestido blanco de tirantes, corto por el muslo y con un detalle de lentejuelas doradas en el bajo, a lo que añadió unos tacones con plataforma de la diseñadora Amina Muaddi también de color blanco.


    Toda la organización recibió con una sonrisa a los novios, mientras que él, de lo más caballeroso, hizo entrar a su chica primero a la casa… no sin antes aprovechar el momento para rozar las posaderas de ella. Un gesto muy romántico que, sin duda, es la mínima expresión de lo mucho que se quiere y se gustan tras una noche de bodas que, muy probablemente, fue de todo menos tranquila… ¡Vivan los novios!

    Una boda de altura

    Por supuesto, siendo una de las bodas más esperadas del año, todo estuvo a la altura de las circunstancias: ellos, guapísimos de esmoquin, mientras que ellas lucieron sus mejores galas. Sin duda, aparte de Brooklyn, los protagonistas de la noche fueron el padre de él y sus hermanos, que iban hechos un pincel. Ella, por su parte, escogió para su gran día, como decíamos, un vestido blanco de Alta Costura de Valentino que resaltaba su figura con un maquillaje impecable y un velo kilométrico de encaje bordado a mano.

    https://www.instagram.com/p/CcMXzbTrZvg/

    A post shared by @brooklynbeckham

    https://www.instagram.com/p/CcMOLDlLznq/

    A post shared by @brooklynbeckham


    Fuente: Leer Artículo Completo