Carolina de Mónaco cumple 65 años: Analizamos los momentos más importantes de su vida

Carolina de Mónaco cumple 65 años: Analizamos los momentos más importantes de su vida

Este 23 de enero la princesa Carolina de Mónaco cumple 65 años. Ella es la primera hija de los príncipes Raniero III y Grace de Mónaco, hermana del actual soberano, Alberto II, y de la princesa Estefanía. Hasta 2011 tuvo el título de dama del Principado, que terminó perdiendo después de que su hermano contrajese matrimonio con Charlene de Mónaco. También te puede interesar el árbol genealógico de la Familia Real británica.

Durante sus años de juventud estuvo recibiendo su educación en Mónaco mientras que en verano decidía marcharse a Estados Unidos. Gracias a su completa formación ha conseguido dominar varios y idiomashasta lograr hablar con fluidezfrancés, inglés, italiano, español y alemán. Finalmente, decidió comenzar a estudiar Filosofía en París.

A lo largo de su vida ha tenido grandes amores. El primero de ellos llegó cuando todavía era muy joven. Carolina de Mónaco anunció a sus padres que quería casarse con Philippe Junot cuando tan solo tenía 20 años, una decisión queno gustó nada a sus primogénitos pero que terminaron aceptando. Sin embargo, esta relación de amor no acabó como ellos se esperaban y dos años más tarde decidieron divorciarse. Un paso que no fue fácil de dar, ya que el Vaticano no le condecía la anulación matrimonial, lo que provocó que entrase en conflicto con Mónaco hasta que terminó consiguiéndola diez años más tarde. No te pierdas todos los detalles de la vida de la reina Letizia.

Tras esto, en 1983, decide volver a pasar por el altar, en este caso con Stéfano Casiraghi. Ambos tuvieron un matrimonio muy feliz y siempre se ha considerado que él fue realmente el gran amor de su vida. Juntos tuvieron tres hijos y siempre se mostraron como la pareja ideal. Un amor que se acabó abruptamente después de que él terminase falleciendo en alta mar tras volcarse su embarcación. Un trágico episodio que provocó que ella decidiese marcharse al campo francés con sus tres hijos para apartarse del foco mediático. Si te interesan las ‘royals’ no te pierdas todos los detalles de la vida de Máxima de Holanda.

En 1996 vuelve a convertirse en noticia debido a su relación conErnesto de Hanóver y decide regresar a París. Con él vuelve a convertirse en madre y juntos mantienen una relación hasta 2009, momento en el que decide separarse aunque no divorciarse,Sin duda,Carolina de Mónaco ha vivido una vida cargada de momentos inolvidables tanto por felices como por trágicos.A continuación, repasamos su apasionante vida.

El 23 de enero de 1957 venía al mundo Carolina Luisa Margarita Grimaldi Kelly, la primogénita de Rainiero y Grace Kelly, en el palacio de Mónaco, en una sala forrada con telas de color verde por expreso deseo de su madre.

Una tierna imagen de Grace presentando a sus hijos a la benjamina de la casa, Estefanía, ante la atenta mirada del príncipe. Fue el 1 de febrero de 1965.

En su infancia, Alberto y Estefanía compartían mucho más juegos y tenían mucha más complicidad entre ellos que con su hermana mayor, Carolina.

La relación entre Carolina y Estefanía nunca fue muy intensa. Ambas hermanas se distanciaron completamente cuando Estefanía se unió a Daniel Ducruet. Carolina no aprobaba la vida de su hermana. Tras la muerte de su padre, ambas hermanas han limado asperezas y no están tan distanciadas, pero llevan vidas muy distintas.

Los Príncipes de Mónaco siempre se preocuparon de que sus hijos tuvieran una infancia lo más normal posible dentro del marco de sus responsabilidades como familia real. Estaban muy unidos y su madre era el centro de su universo.

La Princesa de Mónaco no fue una joven dócil. Su juventud estuvo plagada de pequeños escándalos que los medios del corazón no dudaban en publicar en sus portadas, lo que traía de cabeza a Rainiero y Grace. Además, su belleza la hacía una joven muy atractiva para todo tipo de hombres que no gustaban a sus padres.

Al principio, sus estudios los llevaría a cabo en palacio junto a unos tutores privados, más tarde asistiría a la escuela de Las Damas de San Mauro. Finalmente, tras acabar sus estudios básicos, optó por marcharse a París para estudiar Filosofía.

La princesa de Mónaco, además de sus estudios en Filosofía, también domina varios idiomas que es capaz de hablar con gran fluidez como son elfrancés, inglés, italiano, español y alemán.

Durante su juventud consiguió causar una gran sensación gracias a su gran belleza y su elegancia a la hora de vestir, unas cualidades que hicieron que se hiciese conocida con el apodo de ‘la novia de Europa’.

Lo que más temían los Príncipes de Mónaco se convirtió en realidad al casarse su hija con Phillipe Junot, niño rico francés y famoso por su pasado de play boy y sus juergas en las noches parisinas. Fue el 29 de junio de 1978, la novia eligió un vestido de Dior y a la boda asistieron Ava Gardner, Cary Grant y Frank Sinatra, entre otros famosos internacionales.

Carolina de Mónaco y Phillipe Junot sufrieron un gran susto en 1978, cuando un ascensor de un teatro de los Campos Elíseos de París se precipitó hasta cuatro pisos. Por suerte, todo acabó en un aparatoso accidente que no tuvo heridos.

Tras dos años de matrimonio, la pareja decidió poner fin a su relación después de que él le fuese infiel con la modelo brasileña Gianina Facio. Sin embargo, no lo tuvieron nada sencillo y es que el Vaticano no le condecía la anulación matrimonial, lo que provocó que entrase en conflicto con Mónaco hasta que terminó consiguiéndola diez años más tarde.

Un accidente de coche se llevó por delante la vida de la Princesa de Mónaco en 1982. Rainiero se derrumbó y Carolina tuvo que ejercer de soporte para su padre y sus hermanos, tanto emocional como institucionalmente.

Tras apenas dos años de matrimonio con el francés, Carolina conoció en el verano de 1983 a Stefano Casiraghi, que le devolvió la sonrisa y le dio los años más felices de su vida. Se casaron 6 meses después de conocerse, estando ella embarazada.

La pareja era la imagen de la felicidad plena: guapos, enamorados, ricos.. La vida les sonreía hasta la fatídica muerte de él.

Andrea Casiraghi nació el 8 de junio de 1984. Él es el primer hijo que tuvo la princesa junto a Stéfano Casiraghi. ​

El3 de agosto de 1986 nació Carlota Casiraghi, la segunda hija de la pareja. Un momento muy feliz para ambos que veían como poco a poco comenzaba a aumentar su familia.

El5 de septiembre de 1987 nació el tercer hijo de Carolina de Mónaco y Stéfano. Un pequeño al que decidieron llamar Pierre.

Stefano era italiano y era 3 años más joven que la Princesa. Procedía de una buena familia. Stefano era empresario y un gran deportista. Junto a él y los tres hijos que tuvieron en común, Carolina pasó los años más felices de su vida.

Nadie en el principado podía imaginar que de nuevo un accidente trajera de nuevo la desgracia. Stefano murió el 3 de octubre de 1990 durante una competición de de off-shore, un deporte náutico en el que era campeón del mundo.

Carolina quedó destrozada y no paraba de repetir «¿Qué va a ser de mí?». Su padre fue su gran apoyo durante los años siguientes, cuando ella decidió alejarse de la vida pública y refugiarse en el pueblo francés de Saint Remy para darle a sus hijos una vida mucho más tranquila lejos del foco mediático.

El 31 de agosto de 2014 el hijo de Carolina, Andrea Casiraghi, decidía contraer matrimonio con Tatiana Santo Domingo en una boda civil. Cinco meses después de esta gran ceremonia, la pareja volvía a pasar por el altar para volver a prometerse amor eterno, pero esta vez ante Dios.

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo convirtieron a Carolina en abuela por primera vez el día 21 de marzo de 2013con la llegada al mundo de Sacha.

Con estas palabras lo anunció su gabinete de prensa: «Su alteza real la Princesa de Hanover y Madame Vera Santo Domingo tienen la alegría de anunciarles el nacimiento de su primer nieto, nacido el 21 de marzo de 2013. La madre y el niño se encuentran bien».

Andrea y Tatiana se convirtieron en padres por segunda vez el 12 de abril de 2015. La pequeña nació en Londres, igual que su hermano.

Fue durante los actos del Día Nacional de Mónaco de 2016 cuando conocimos por primera vez a India, una pequeña castaña y con unos preciosos ojos azules.

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo convertían a Carolina de Mónaco en abuela por quinta vez. El 19 de abril de 20118 nacía Max Rainier, el tercer hijo de la pareja, un nuevo hermanito para los pequeños Alexandre e India.

Al igual que su hermano Andrea, Pierre decidió celebrar dos ceremonias con las que oficializó su relación con Beatrice. La primera de ellas tuvo lugar el 1 de agosto de 2015 y una semana después volvieron a darse el ‘sí, quier0’ en una ceremonia religiosa.

Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo dieron la bienvenida a su primer retoño, el pequeño Stefano Ercole Carlo, el 28 de febrero de 2017.

Todo parece indicar que Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo podrían ampliar la familia en los próximos meses. Según publica la revista italiana Chi, la pareja estarían esperando la llegada al mundo de una niña. La fiabilidad de la fuente es muy alta, ya que este medio italiano ha publicado en exclusiva otros embarazos de la familia real monegasca.

El 21 de mayo de 2018, nacía Franceso Carlo Albert, el segundo hijo de Pierre Casiraghi y Beatriz Borromeo. La pareja ya eran padres del pequeño Stefano Ercole Carlo que nació el 28 de febrero de 2017. Carolina de Mónaco se convertía así de nuevo en abuela.

Carlota contrajo matrimonio con el productor de cine francés el 1 de junio de 2019. Más tarde, ambos realizarían otra ceremonia secreta con la que volverían a darse el ‘sí, quiero’.

https://www.instagram.com/p/BzVfa4IITze/

Le Palais princier confirme le mariage religieux de Charlotte Casiraghi et Dimitri Rassam samedi 29 juin en Provence 📷 Félix Dol-Maillot #weddingday #charlottecasiraghi #dimitrirassam #vivelesmariés

Una publicación compartida deMonaco Matin (@monacomatin) el

Su hija Carlota Casiraghi contraía matrimonio con Dimitri Rassam en verano de 2019. Primero celebraron una ceremonia civil y, semanas más tarde, tenía lugar la celebración religiosa.

Ese día, Carlota quiso hacer un bonito homenaje a su madre al lucir un vestido, firmado por Giambattista Valli, muy similar al que Carolina de Mónaco llevó en su boda con su primer marido, Philippe Junot en 1978. Pero además ambas bodas religiosas, la de madre e hija, tuvieron lugar el mismo día, el 29 de junio.

El pequeño Raphaël llegó al mundo el 17 de diciembre de 2013, haciendo abuela por partida doble a la Princesa.

Raphaël es hijo de Carlota Casiraghi, primogénita de la Princesa, y el actor y cómico francés Gad Elmaleh.

El 23 de octubre de 2018 nacía Balthazar, el hijo de Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam, hijo de la mítica actriz y modelo francesa Carole Bouquet.

El pequeño Balthazar, que nacía en elhospital Princesa Grace del Principado, se convertía en el séptimo nieto de Carolina de Mónaco.

La princesa se dedicó a su papel de primera dama del Principado hasta julio de 2011, cuando su hermano Alberto contrajo matrimonio con Charlene de Mónaco, que pasó a tener ese papel.

Los ‘looks’ de Carolina de Mónaco siempre han sido muy comentados y es que ha conquistado a todos con su elegancia y estilo a la hora de vestir.

Durante mucho tiempo, la diferencia de ocho años que existe entre ellas y la distinta forma que tienen de ver la vida ha provocado que exista una tensa relación entre ellas. Sin embargo, parece que durante los últimos años ha sido más común poder verles juntas.

Durante su estancia en la Provenza francesa, la Princesa mantuvo una relación con el actor Vicent Lindon, que según decían sus allegados bebía los vientos por ella. Aunque la relación nunca se oficializó.

Carolina estaba muy unida a su padre, con quien siempre mantuvo una estupenda relación. Rainiero era con ella más consentidor frente a Grace, que quería imponerla más disciplina.

El 23 de enero de 1999 Carolina y Ernesto de Hannover sorprendieron a todos con su boda. Ese día ella cumplía 42 años. La pareja llevaba tres años de una relación que comenzó en 1996, cuando la esposa del príncipe alemán, Chantal Hochuli era una de las mejores amigas de Carolina.

Carlona de Mónaco y Ernesto de Hannover tuvieron una niña el20 de juliodel mismo año en el que contrajeron matrimonio. Una pequeña a la que decidieron llamar Alejandra.

El 6 de abril de 2005 los hermanos Grimaldi se quedaron huérfanos. El fallecimiento de Rainiero vistió de luto a Mónaco y a sus tres hijos y nietos, que se unieron en el dolor.

También sirvió para acercar a Carolina y Estefanía, que llevaban tiempo distanciadas y llevan vidas completamente distintas.

Su hija pequeña cumplió la mayoría de edad el pasado 20 de julio de 2017. Alejandra es duquesa de Brunswick y Luneburgo y princesa de Gran Bretaña e Irlanda. Sin embargo, se encuentra fuera de la línea sucesoria del trono de Mónaco dado que no profesa la religión católica: su padre impuso que se educara en el protestantismo, religión de su Casa Real.

Como dato curioso cabe destacar que está en el puesto 411 en la línea de sucesión al trono británico al ser su padre descendiente de Jorge III del Reino Unido.

Carolina siempre ha ejercido de madre y siempre ha estado al lado de sus hijos dándole todo su amor y apoyo en todas sus decisiones. Además, los ha implicado desde niños en sus responsabilidades como miembros de la familia real que son.

Aunque llevaron un matrimonio aparentemente tranquilo, la pareja se fue distanciando en parte por el mal carácter del alemán que se agravaba cada vez más por sus problemas con el alcohol.Una ruptura que se hizo definitiva en 2009, aunque todavía no han firmado el divorcio. De hecho, ambos siguen manteniendo una relación de amistad.

En el año 2010 la muerte vuelve a sumergir en una profunda a Carolina de Mónaco. Su tía, la princesa Antoinette, moría a los 90 años. Un duro golpe para ella, ya que estaban muy unidas.

Se estrenó como abuela en el año 2013 y se ha convertido en una gran abuela que se deshace en mimos con sus siete nietos, que son los que más alegrías le regalan.

En febrero de 2019, Carolina vivía un duro momento, despedir al diseñador francés Karl Lagerfeld que fallecía a los 85 años de edad a causa de un cáncer de pancreas. Carolina y el diseñador de la casa Chanel mantenían una estrecha amistad por eso tanto ella como sus hijos Carlota y Andrea acudieron a su funeral.

De un tiempo a esta parte, Carolina de Mónaco parece estar muy centrada en su familia, dejando a un lado su faceta amorosa.

Los años pasan, pero Carolina sigue siendo un ejemplo de belleza y elegancia. La primogénita de Rainiero y Grace está siempre entre las más admiradas.

La relación entre Carolina de Mónaco y Charlene siempre ha estado en el punto de mira, y es que parece que la hermana de Alberto nunca llegó a aceptarle del todo.

A pesar de parecer no mantener una buena relación con Charlene, con quienes sí se le ha visto compartir algunos momentos cómplices es con los hijos de ella y Alberto de Mónaco.

Durante la pandemia por coronavirus Carolina de Mónaco estuvo seis meses ‘desaparecida’ de la vida pública. Sin embargo, el 18 de junio de 2020 volvió a aparecer para acudir al funeral de su prima Elisabeth-Anne de Massy, que falleció a los 72 años.

La ausencia de Charlene de Mónaco en la vida de Alberto ha hecho que Carolina decida volcarse tanto en él como en sus sobrinos, pasando mucho más tiempo con ellos.

Tras la ausencia pública de Charlene de Mónaco, parece que Carolina ha decidido retomar el que en el pasado fue su puesto de primera dama acompañando a su hermano a diferentes actos oficiales.

Fuente: Leer Artículo Completo