Cayetana Guillén-Cuervo confiesa su secreto más oculto

Cayetana Guillén-Cuervo confiesa su secreto más oculto

Cayetana Guillén-Cuervo ha sido la invitada especial de ‘El Hormiguero’ y nos ha contagiado a todos de mucha energía y ganas de sonreír. La actriz estrena obra, “Puertas Abiertas” en el Teatro español de Madrid, pero no solo se ha detenido para promocionar su trabajo, sino que ha tenido tiempo para hablar de sus lados más íntimos.

La invitada ha sido muy sincera y ha confesado en ‘El Hormiguero 3.0’ su mayor punto débil: “las críticas. Las opiniones la han sentir insegura y vulnerable”. Cayetana sabe que esas debilidades se trabajan para reforzar la autoestima y ya parece que lo lleva algo mejor. Aún así, y aunque parezca una tía fuerte y que nada le para, confiesa que se hace pequeña con los malos comentarios. “Lo de las críticas me afecta un montón”.

También, Cayetana Guillén-Cuervo le ha confesado a Pablo Motos alguna de sus manías. La actriz ha desvelado que es una auténtica “adicta” al cepillo del pelo. De hecho, le mostraban un peine y ella, sin pensárselo, lo cogía para cepillarse el pelo. “Me encanta, me relaja”.

Al hablar de su nueva obra hemos podido descubrir lo respetuosa que es la actriz. “Hay que respetar los valores y aceptar los prejuicios que tenemos cobra mucha importancia”, comentaba Cayetana con toda la razón del mundo. Por esta razón, ha recalcado que hay que tener cuidado con el lenguaje tanto verbal como no verbal: “Vamos por la vida pensando que somos tolerantes y no”. Un cambio de pensamiento que vivió tras protagonizar la obra y conocer al actor árabe Ayoub El Hilali. Su compañero afirma que es “muy respetuosa” porque ha decidido no comer cerdo en un restaurante cuando está con él por sus creencias.

Fuente: Leer Artículo Completo