Chavela Vargas, qué bonito haber nacido mujer

Chavela Vargas, qué bonito haber nacido mujer

“Qué bonito haber nacido mujer”, decía Chavela Vargas. Lo vemos en el documental ‘Chavela’ (2017), de Catherine Gund y Daresha Kyi, disponible en Netflix. El recorrido por su vida, sus palabras, sus amigos, su desaparición durante años, el alcoholismo, la reaparición, el viaje a España, la relación con la abogada Alicia Elena…

En 1988, una amiga llamó a Alicia porque Chavela estaba a punto de firmar un contrato perjudicial. Llegó y nada más entrar por la puerta debió de ser como la aparición de Lauren Bacall en ‘Tener y no tener’ porque nada más verla, Chavela le dijo: “¿Usted se casaría conmigo?”. Chavela la llamaría niña y Alicia a ella, señora. Manuel Arroyo la trajo a España en 1992 y desde su actuación en la sala Caracol se desató la locura. Importante la actuación en el Bellas Artes del DF en el 95 porque solo en España había empezado a cantar en teatros. Un documental emocionante.

Unorthodox, mejor el libro que la serie

La parte buena de la serie ‘Unorthodox’ (Netflix) es la que transcurría en Williamsburg. Lo de Berlín era un pegote con aires cumbayá. Se rodó diez años después de que Deborah Feldman escribiera su libro de memorias. Lumen publica ahora ‘Unorthodox. Mi verdadera historia’, del que Joan Rivers decía que era uno de esos libros que no puedes soltar.

Puede que Deborah Feldman no te deslumbre con su prosa, pero sí con su vida como miembro de los ‘satmar’, comunidad de judíos ortodoxos de Williamsburg (Brooklyn). Unos marcianos en el Nueva York de hoy. Una mirada de perplejidad la de Feldman incluso no habiendo conocido otra cosa, aunque luego vaya a Sarah Lawrence a estudiar y se ponga unos vaqueros por primera vez. El libro es mejor que la serie.

Carne y sangre

Solo por la presencia de Imelda Staunton, Francesca Annis y David Bamber (el primo Collins de ‘Orgullo y prejuicio’) echaría un vistazo a una serie. Pero es que ‘Flesh and Blood’ (Filmin) es un entretenido melodrama familiar que funciona como novela de Agatha Christie, aunque se recree más en los motivos que en el resultado.

La miniserie británica empieza con un accidente en el cumpleaños de la madre, Vivien (Francesca Annis), y no sabremos quién ha sido la víctima hasta el final. La madre cuenta que sale con un médico jubilado. Los hijos empiezan a investigar quién es ese tipo, además de enseñarnos sus propios problemas. Mary (Staunton), una vecina, sabe muchas cosas pero también oculta otras. Cuatro capítulos que se ven de un tirón.

Cinco familias

Después de ver el ‘Hollywood’ de Ryan Murphy y el absurdo ‘Pollywood’ de Pawel Ferdek (una especie de Borat sin gracia contándonos los orígenes polacos de Hollywood), podemos leer un buen libro sobre la meca del cine. En ‘Al oeste del Edén’ (Anagrama), Jean Stein, que se suicidó a los 83 en 2017, reconstruye la desmesurada historia de Los Ángeles a través un siglo y cinco familias.

Y ahí están los Doheny, los Warner, Jane Garland, Jennifer Jones y su marido David O’Selznick y hasta su propia familia (su padre fue fundador de Music Corporation of America). Una historia oral donde se entrevista a Joan Didion o Gore Vidal pero también a psiquiatras, chóferes o criadas. El panorama resultante es muy atractivo. La vanidad y lo monstruoso se juntan. Tan sombrío como deslumbrante.

Fuente: Leer Artículo Completo