Cómo Kate Middleton se ha vuelto más segura a los 40 años

Cómo Kate Middleton se ha vuelto más segura a los 40 años

Era un día laborable de principios de junio de 2019 y Kate se sentía ligeramente fuera de su zona de confort. La secretaria de comunicaciones de la duquesa de Cambridge en ese momento la había convencido de que hiciera una aparición en televisión en un popular programa infantil británico y, cuando llegó al lugar de rodaje de Blue Peter para filmar una entrevista y actividades al aire libre con niños, sus nervios aumentaron lentamente. Demasiado tarde para cambiar de opinión, escribió en un mensaje de texto al príncipe William, quien le devolvió la llamada en segundos con palabras de aliento (y un suave recordatorio para que respire profundamente unas cuantas veces).

Aunque la duquesa está acostumbrada a la presencia de cámaras en compromisos oficiales, solía rechazar las ofertas de televisión, me dijo una fuente del Palacio de Kensington en ese momento. «Simplemente no era un área en la que se sintiera segura y, hasta ese momento, otros miembros del staff no la habían presionado», dijo la fuente. «Fue necesario un pequeño empujón, pero Kate rápidamente se dio cuenta de que un programa como Blue Peter era el punto de entrada perfecto y seguro. Podía filmar la mayor parte con los niños y la charla en cámara trataba sobre el trabajo que realmente le apasionaba».

Durante la grabación, William estuvo apoyándola. «Habló durante todo el día con Catherine y [uno de sus ayudantes] para asegurarse de que estaba bien», dijo otra fuente a BAZAAR.com. El aliento del duque y el apoyo de su equipo del Palacio de Kensington valieron la pena. El programo mostró a una duquesa que no solo había aprendido a sentirse más cómoda frente a las cámaras de televisión, sino que también estaba entusiasmada con el trabajo que estaba haciendo, alentando a los niños pequeños y a sus padres a salir al aire libre como parte de un desarrollo infantil más saludable. «Yo lo llamaría un punto de inflexión«, agregó más tarde una fuente cercana a la duquesa. «Después, ella dijo, ‘¿Qué más puedo probar?'».

Desde ese verano, en el que Kate también diseñó el jardín llamado «Back to the Nature» en el RHS Chelsea Flower Show y meses después grabó un especial de televisión con Mary Berry de The Great British Bake Off, la duquesa de Cambridge no ha dejado de atreverse con nuevas áreas que anteriormente habría evitado, como una conversación sincera sobre la maternidad y la crianza de tres hijos en un podcast en febrero de 2020. En lugar de simplemente seguir las hojas de ruta que le sugirieron los ayudantes senior de Palacio, Kate estaba tomando las riendas de su propia carrera como royal adquiriendo un papel más relevante dentro de la Casa de Windsor (uno que eventualmente la verá como la reina consorte del rey William).

«La confianza de Kate se ha multiplicado por diez; hay muchas cosas que quiere lograr en los próximos años», revela una fuente de Palacio a la edición norteamericana de Harper’s Bazaar. «También creo que ser testigo de la forma en que William, Meghan y Harry han liderado proyectos únicos y exitosos de todos los tipos le ha servido de gran inspiración», dice un antiguo asistente de palacio. «En el pasado, a menudo iba a lo seguro, tal vez casi demasiado, pero ahora es más ambiciosa«.

Como alguien que ha cubierto el trabajo y la vida de los jóvenes miembros de la realeza durante más de una década, yo también he notado un cambio. Las notas de los actos oficiales del Palacio de Kensington que enfatizan el entusiasmo de Kate por aprender sobre un tema o un enfoque benéfico, se han convertido gradualmente en la realización de proyectos con resultados tangibles que brindan algo más que fotos bonitas. ¿Un buen ejemplo? El informe Big Change Starts Small de noviembre de 2020 sobre el desarrollo de la primera infancia que fundó la duquesa se ha convertido en una de las actuaciones más importantes de The Royal Foundation (la organización benéfica que apoya el trabajo de los Cambridges), y una piedra angular importante de su vida pública.

Desde su lanzamiento en junio del año pasado, The Center For Early Childhood se centra en la investigación, la búsqueda de soluciones y la concienciación sobre los años de formación de los niños, y ha sido elogiado por los profesionales del bienestar infantil y las organizaciones benéficas en todo el Reino Unido. Después de años de escuchar y aprender, Kate pasó a la acción y lideró la creación de un plan estructurado para el centro y su futuro. «La duquesa ha desempeñado su papel con pasión y compasión», dice el presidente del Centro Nacional para Niños y Familias Anna Freud, Michael Samuel, sobre la duquesa, quien ha sido su mecenas desde 2016. Kate agrega: «Mi esperanza es que podamos cambiar nuestra forma de pensar sobre la primera infancia y transformar la vida de las generaciones venideras».

Kate, que hacer malabarismos para compaginar su trabajo con la maternidad, ha seguido mostrando nuevos aspectos de sí misma durante los últimos dos años. Cuando la pandemia de coronavirus obligó a los miembros de la familia real a cambiar sus compromisos presenciales por citas virtuales, destacaron las apariciones relajadas de Kate desde su casa de Anmer Hall mientras apoyaba el trabajo de otros, incluidos padres, estudiantes y trabajadores en primera línea.

También hemos visto cómo Kate ha aprendido a divertirse con su trabajo. En su papel de mecenas de The National Portrait Gallery, la duquesa recurrió a su amor por la fotografía en 2020 para lanzar el proyecto Hold Still, que capturó imágenes de la vida cotidiana durante la pandemia para dar forma a una exposición y, el año pasado se convirtió en un coffee table book superventas. Y en septiembre pasado, mostró su afición al tenis saltando a la cancha con la campeona del U.S. Open Emma Raducanu para realizar un partido frente a la prensa.

Más recientemente, en diciembre, la duquesa organizó un concierto televisado especial de villancicos en la Abadía de Westminster de Londres, en honor a las personas y organizaciones que apoyaron a las comunidades durante la pandemia. Fue allí donde Kate sorprendió al mundo con su propia interpretación musical, tocando el piano, junto al cantante Tom Walker. «Estaba muy nerviosa», le dijo una fuente a BAZAAR, «pero se esforzó y valió la pena».

Tras celebrar su 40 cumpleaños hoy («en privado con la familia», revela una fuente) Kate comienza ahora un nuevo capítulo de su vida cimentado en su nueva confianza que probablemente la llevará a ser Princesa de Gales. «Tiene buena mano», le dice a BAZAAR Katie Nicholl, autora de la biografía más vendida, Kate: The Future Queen.

«Hacer malabarismos siendo una persona tan reservada con un papel inmensamente público, criar a una familia joven siendo el centro de atención, gestionar su matrimonio, hacerlo feliz y exitoso, con tanta gente mirando… Nada de eso es fácil. Pero creo que ahora realmente ha encontrado su ritmo. Ahora estamos viendo más de la verdadera Kate que nunca y está colocando a la familia real en un gran lugar».



Vía: Harper’s BAZAAR US

Fuente: Leer Artículo Completo