De Alejandra Romero, Duquesa de Suárez a Blanca Osorio, la hija mayor de los Duques de Alburquerque: esta es la nueva generación de las aristócratas españolas

De Alejandra Romero, Duquesa de Suárez a Blanca Osorio, la hija mayor de los Duques de Alburquerque: esta es la nueva generación de las aristócratas españolas

Son discretas, están entregadas a su carrera profesional y no suelen posar ante los “flashes”. Las nuevas aristócratas españolas forman una generación de jóvenes españolas con una mentalidad moderna que no conoce de títulos.

Inés Domecq, marquesa de Almenara

Inés Domecq que acaba de lanzar su firma de ropa IQ es marquesa por su matrimonio con Javier Fitz-James Stuart Hohenlohe-Langeburg, hijo de Alfonso, duque de Aliaga y nieto de la fallecida Duquesa de Alba. Tiene dos hijos, Alfonso y Sol, de ocho y seis años. Se licenció en marketing por el CIS, The College of International Studies, de Madrid. Esta jerezana de 36 años, está considerada una de las españolas más elegantes, gracias, entre otros, a los diseños de su amigo Roberto Diz, favorito de la alta sociedad andaluza. Siempre discreta y reservada sobre su vida personal, dedica sus esfuerzos a su empresa de estilismo. Su vida tranquila transcurre entre Madrid, la finca salmantina de su suegro y Sotogrande, donde pasa los veranos con su familia. Hace dos años, apareció en la Lista de las Mejor Vestidas de Vanity Fair USA.

Alejandra Romero, Duquesa de Suárez

Con 30 años, ha sido madre hace pocos meses de su primera hija, a la que ha llamado Mariam, como su madre, la promogénita del expresidente Adolfo Suárez, fallecida de cáncer con tan solo 41 años. Alejandra es abogada como su abuelo, presidente del Gobierno entre 1976 y 1981, y heredó, con apenas 24 años, el ducado con grandeza de España que le concedió el rey emérito por sus servicios a España durante la Transición. Está casada desde hace algo menos de dos años con Pedro Armas y lleva una vida tranquila y discreta alejada de los flashes. Tras terminar sus estudios en el colegio Nuestra Señora del Recuerdo, Alejandra decidió dedicarse a Derecho y Empresariales (ADE) y graduarse después en la Escuela de Negocios francesa INSEAD. En 2013 fichaba por el bufete Herbert Smith Freehills (donde hoy es abogada asociada).

Victoria de Hohenlohe, Duquesa de Medinaceli

Es de procedencia germano-española y ostenta el título de Princesa, con tratamiento de Alteza Serenísima. Hoy, con 24 años, es además la jefa de la Casa de Medinaceli, una de las más antiguas e importantes de España, por su título como XX Duquesa de Medinaceli, con grandeza de España. Victoria ha pasado, sin embargo, la mayor parte de su infancia y adolescencia en Munich, con su madre, Sandra Schmidt-Polex, divorciada de su padre. Ostenta 43 títulos nobiliarios, 10 de ellos con grandeza de España. Es, de hecho, la mujer española con más distinciones nobles. Todavía no ha terminado sus estudios de Relaciones Internacionales en el Instituto de Empresa de Madrid. Uno de sus pasatiempos favoritos es acudir al hipódromo de Madrid, ciudad en la que vive mientras estudia. No suele acudir a actos sociales.

Blanca Osorio, hija mayor de los Duques de Alburquerque

Tiene 23 años y es la hija mayor de Blanca Suelves y Iohannes Osorio, duques de Alburquerque, por lo que heredará el título paterno. Ella y su madre, modelo en los primeros años de su juventud, son como dos gotas de agua. La joven estudió durante varios años en el internado británico Heathfield School de Ascot, en Londres. En esa época hizo sus pinitos también como modelo. Luego se formó en Business Administration en CUNEF y ha hecho prácticas en el departamento financiero de Aristocrazy y, más tarde, en gestión de capital. En la actualidad trabaja en gestión de patrimonio en la banca de inversión. Es una gran deportista, igual que su madre.

Hilda Armada, Condesa de Güemes

Es nieta de Álvaro Armada Ulloa, Conde de Revillagigedo e hija de Álvaro Armada Barcáiztegui, anterior conde de Güemes. En 2011, se casó con Borja Márquez y su boda fue noticia porque, poco después de la ceremonia, en la parroquia de San Salvador de Deva (Asturias), desapareció la impresionante tiara familiar de platino y diamantes de Cartier, que había llegado desde Madrid, para ceñir la cabeza de la novia al estilo años veinte, y que pertenecía a la familia de su madre, Hilda Falcó Medina, prima de Tamara Falcó. De la joya, estimada en un millón de euros, no se volvió a saber nada. Hilda ha trabajado durante largos años en relaciones públicas y marketing y tiene tres hijos, y lleva el título de Condesa de Güemes desde 2016.

https://www.instagram.com/p/Bc-s1LJDmNx/

Una publicación compartida de A Tiara A Day (@a.tiara.a.day)

Fuente: Leer Artículo Completo