De Botsuana a Baqueira: todos los accidentes y operaciones que han marcado la vida de Juan Carlos I de España

De Botsuana a Baqueira: todos los accidentes y operaciones que han marcado la vida de Juan Carlos I de España

La vida del Rey Juan Carlos I de España ha estado marcada, entre otras muchas cosas, por sus pasos por el quirófano. Además de unos cuantos accidentes (todos recordamos aquel en Botswana que destapó su ‘amistad’ con Corinna), la herencia genética de los Borbones no ha ayudado al Emérito en sus contantes visitas al hospital: a las cardiopatías congénitas que afectaron a buena parte de su linaje, la Reina Victoria Eugenia, esposa de Alfonso XIII y abuela de Don Juan Carlos, sumó la hemofilia a esa herencia un trastorno hemorrágico hereditario que hace que la sangre no coagule y que puede provocar serias complicaciones en caso de operaciones o lesiones de cualquier tipo y que afectó a varios de sus hijos. Aunque se ha desmentido en varias ocasiones que Don Juan Carlos la heredara de su abuela.

Pero aquí no hemos venido a hablar de medicina, sino del Emérito, ahora que se dice, se comenta y se rumorea que ha tenido que ser operado en Abu Dabi, donde continúa en el exilio. Zarzuela lo ha desmentido de forma rotunda: “Ante algunas supuestas informaciones sobre el estado de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos, fuentes de la Casa de Su Majestad el Rey señalan que no tienen ningún fundamento” y, para reafirmar esta posición, han aparecido las primeras fotos ‘no robadas’ de Don Juan Carlos desde que está en el Emirato: con el Príncipe Heredero de Abu Dabi, Mohammed bin Zayed Al Nahyan; con el empresario Khaldoon Al Mubarak o con el piloto Khaled Al Qubaisi, su mujer y sus dos hijas (una de ellas, la también piloto Amnal Qubaisi).

Realidad o rumor, lo cierto es que, hasta ahora, el Rey Juan Carlos se ha tenido que someter a 17 operaciones a lo largo de su vida: la primera, de apendicitis, en Tánger en 1957 y la última (al menos, oficial,) de corazón en el verano de 2019. El deporte, además de una de sus pasiones, ha sido una de las causas que más han hecho visitar el hospital a Don Juan Carlos. En 1981 tuvo que ser intervenido durante varias horas a causa de las lesiones y cortes que sufrió tras golpearse contra una pared de cristal jugando al squash con Manolo Santana. Cuatro años después, en 1985, le operaron de una fibrosis derivada de una fisura en la pelvis que se había hecho dos años antes en la estación suiza de Gstaad a consecuencia de una caída esquiando. En las navidades de 1991 tuvo un nuevo accidente en las pistas, esta vez en Baqueira, y tuvo que ser intervenido de una fractura por hundimiento en la meseta tibial externa, lo que le hizo usar muletas varios meses.

Accidente de coche y de helicóptero

Además, en este tiempo, el Rey sufrió un accidente de coche (Baqueira, 1990) y helicóptero (Pontevedra, 1991) y unas cuantas lesiones más provocadas por el deporte: tuvo que ser atendido en 1989 por lesiones tras una tormenta que azotó al Bribón mientras navegaba por el lago Garda (Italia) y poco después por un accidente de esquí en Couchevel (Francia). En febrero del 95 tuvieron que atenderle tras una caída en las pistas de Candanchú, lo que le obligó a ir con el brazo escayolado a la boda de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar.

Desde entonces hasta 2010, quitando una leve operación de varices que le practicaron en Barcelona en 2001, Don Juan Carlos estuvo alejado de los hospitales (más allá de sus revisiones rutinarias). Pero en la última década su condición física (no olvidemos que acaba de cumplir 83 años) ha ido empeorando y ha tenido que pasar por quirófano nueve veces.

Las 9 operaciones en 10 años del Rey Juan Carlos I de España

  • 2010: extirpación de un nódulo pulmonar benigno.
  • 2011: artoplastia para colocarle una prótesis en la rodilla derecha (junio) y operación por rotura del tendón de Aquiles del pie izquierdo (septiembre).
  • 2012: el 14 de abril Don Juan Carlos se somete a su operación más polémica, una reconstrucción de fragmentos de una fractura femoral e implantación de una prótesis de cadera tras su accidente en Botswana mientras estaba de cacería con Corinna. “Lo siento, me he equivocado”, confesó a los medios el entonces Rey. En noviembre de ese mismo año tuvieron que implantarle una nueva prótesis en la cadera izquierda para solucionar una luxación.
  • 2013: extirpación de dos segmentos herniados del disco en la zona lumbo-sacra de la columna vertebral (marzo) y retirada y reemplazo de la prótesis de cadera (septiembre) por una infección.
  • 2018: cinco años después, se le colocó la prótesis de cadera definitiva en un tejido sano.
  • 2019: en el mes de marzo (aunque se informó en abril) el rey Juan Carlos fue operado de una lesión cutánea por sobreexposición al sol que se le extirpó de forma preventiva con una curación total. En agosto de ese mismo año, el ya Rey Emérito pasó por quirófano por última vez para someterse a una operación de corazón en la que le colocaron tres by-pass.

Desde el exilio, don Juan Carlos continúa capeando con su ‘mala salud de hierro’. ¿Será ese el único motivo por el que consiga volver a España?

Fuente: Leer Artículo Completo