El fallo de protocolo de Mary de Dinamarca anti-covid por el que ha pedido perdón

El fallo de protocolo de Mary de Dinamarca anti-covid por el que ha pedido perdón

Las vacaciones de verano parecen haber terminado para la princesa Mary, heredera al trono de Dinamarca. La royal ha visitado este miércoles el acuario público de la ciudad danesa de Grena, Kattegatcentret. El encuentro llega en el momento en el que ha sido nombrada presidenta de la WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza) en Dinamarca.

Durante su visita, la princesa participó en las actividades programadas de forma muy activa. Entre ellas, destacó la liberación de cinco mantarrayas al mar en libertad, para lo que incluso se agachó de rodillas a sostener con una red varios de los especímenes. “La liberación de las mantarrayas marinas debe generar nuevos conocimientos tanto para los investigadores como para los pescadores, ya que la mayoría de las 13 especies de mantarrayas danesas están en la actualidad en peligro de extinción”, explica la princesa en la publicación de Instagram donde ha compartido su experiencia.

View this post on Instagram

Fra en flydebro ved Kattegatcentrets mole deltog H.K.H. Kronprinsessen som præsident for WWF Verdensnaturfonden i dag i udsætningen af fem sømrokker. ⁣ ⁣ Udsætningen af sømrokkerne skal skabe ny viden hos både forskere og fiskere, idet størstedelen af de 13 danske rokkearter i dag er truet af udryddelse. Det er første gang, at der udsættes sømrokker i dansk farvand, og udsætningen er et resultat af et samarbejde mellem WWF Verdensnaturfonden og H&M, der siden 2011 har været globale samarbejdspartnere inden for blandt andet klima og ansvarligt vandforbrug.⁣ ⁣ Hendes Kongelige Højhed blev tidligere i år udnævnt til præsident for WWF Verdensnaturfonden, der arbejder med at beskytte truede dyrearter og udbrede løsninger, der kan sikre en bedre fremtid for naturen og jordkloden. I 1972 tog Prins Henrik initiativ til at stifte WWF Verdensnaturfonden i Danmark, og frem til sin død var Prinsen præsident for organisationen. Nu har Kronprinsessen overtaget rollen som præsident.⁣ ⁣

A post shared by DET DANSKE KONGEHUS 🇩🇰 (@detdanskekongehus) on

A post shared by DET DANSKE KONGEHUS 🇩🇰 (@detdanskekongehus) on

Las fotografías del encuentro dejan una estampa que habría sido normal en cualquier circunstancia, menos en plena pandemia por coronavirus. A su llegada al centro, Mary de Dinamarca no llevaba mascarilla y tampoco el resto de asistentes, a pesar de no poder mantener la distancia de seguridad en determinados momentos. Cabe destacar que la normativa con respecto a mascarillas es bastante diferente en cada país de Europa. Mientras que en Dinamarca en mayo desaconsejaban su uso para no desabastecer al personal sanitario, ahora los profesionales de la salud lo recomiendan y el gobierno lo promueve en el transporte público, cuando la distancia de seguridad no pueda mantenerse. Sin embargo, otras autoridades no las ven necesarias por el bajo número de contagios en el país.

Además de la mencionada situación de las mascarillas, Mary se olvidó por completo de la pandemia y saludó con un apretón de manos a una de las personas que la recibieron. Un gesto que va en contra de las Directrices de la Junta Nacional de Salud de Dinamarca. Sin embargo, ahora la princesa se arrepiente de lo sucedido y ha querido concienciar vía Instagram de lo que se debe hacer y lo que no.

A post shared by DET DANSKE KONGEHUS 🇩🇰 (@detdanskekongehus) on

“En tierra, mar y aire, debemos acostumbrarnos a utilizar la mascarilla. Es importante que todos sigamos las recomendaciones de las autoridades sanitarias”, empezaba a comentar la princesa en un post en el que aparece en dos imágenes con mascarilla, una dentro de un avión y otra con el mar de fondo. Y prosigue explicando: “Ayer estuve en Grena para mi primera visita oficial después de las vacaciones de verano. En el mar y en el aire todo fue bien, pero en tierra cometí un error y lamentablemente llegué a dar un apretón de manos. Recuerdo lo importante que es que nos ayudemos mutuamente a cumplir con las recomendaciones. Manteneos a salvo y cuidaos los unos a los otros”.

Una buena forma de zanjar el asunto y la polémica por su desliz, además de concienciar a la población sobre qué es lo correcto.

Fuente: Leer Artículo Completo