El increíble cambio físico de Charlize Theron en fotos: así se ha convertido en la más deseada de Hollywood a sus 45 años

El increíble cambio físico de Charlize Theron en fotos: así se ha convertido en la más deseada de Hollywood a sus 45 años

Charlize Theron cumple 45 asombrosos años, en un momento que no puede ser más dulce, al menos en los profesional: se ha convertido en la actriz que ha renovado por completo el género de acción protagonizado por mujeres, por fin jefas sin necesidad de tener que justificarse en una trama obligatoriamente romántica. Lo cierto es que la metamorfosis que ha sufrido desde sus comienzos como modelo hasta hoy es increíble: ha pasado de representar la viva imagen de la rubia sexy ‘made in’ Hollywood, el cliché que fijó para los restos Marilyn Monroe, a romper todos los convencionalismos sobre cómo tiene que ser una diva del cine. Soltera, madre de dos niñas adoptadas en Sudáfrica (su país de origen), adicta al pilates y activista contra el sexismo el el cine y el racismo, se ha convertido en la diva global que se merece el siglo XXI.

Charlize Theron nació en Benoni (Sudáfrica) en 1975. No tuvo una infancia muy feliz: su padre era alcohólico y llegó a amenazar la vida de su madre y de ella misma. De hecho, en uno de sus ataques, la madre de Charlize le arrebató su pistola y le disparó, con el resultado de muerte en defensa propia. Comenzó a viajar muy pronto: a los 16 ganó un concurso de belleza y se mudó con su madre a Italia, donde comenzó su carrera de modelo.

Charlize y su madre, Gerda (en la foto, junto a un director de casting italiano), estuvieron solo un año en Europa. Decidieron dar el salto a Estados Unidos y, en 1992, Theron se instaló primero en Miami y luego en Nueva York, donde retomó su vocación juvenil de bailarina clásica. Por desgracia, la todavía modelo se rompió una rodilla y tuvo que abandonar su sueño. Su madre, preclara, le aconsejó que buscara su camino en Estados Unidos en vez de volver a Sudáfrica, donde sus opciones estaban mucho más limitadas.

Por suerte, la carrera de modelo de Charlize Theron iba viento en popa. En 1992 protagonizó una importante campaña para la firma Guess y en 1993, el anuncio de Martini que la haría mundialmente famosa. De hecho, fue el trabajo que la animó a mudarse a Los Ángeles en 1994 y probar fortuna como actriz.

Sus primeros meses en Los Ángeles fueron duros: tuvo que robar comida para comer porque no le llegaba para vivir con los cheques que le enviaba su madre. Cobrando uno de ellos en un banco se encontró con un agente de actores, John Crosby, que la enroló en una escuela de interpretación. En 1995 consiguió su primer papel sin frase. En 1996, el primero con texto. Inevitablemente, la industria la etiquetó como la nueva rubia imponente y comenzó a recibir papeles en clave sexy.

En 1997, Charlize Theron protagonizó su primer papel importante en “El abogado del diablo”, junto a Keanu Reeves. A partir de entonces no paró de trabajar en todo tipo de taquillazos hollywoodienses y hasta apareció en la portada de Playboy. De esa época data su poco conocido romance con Leonardo DiCaprio.

En la primera década del siglo, Charlize Theron ya se codeaba conla lista A de Hollywood y formaba parte de la élite del negocio interpretativo. Sin embargo, no le llegaban papeles suficientemente interesantes, una cuestión que comenzó a preocuparle: ¿por qué los grandes estudios no la consideraban para papeles más arriesgados? Comenzó a valorar la posibilidad de dar un giro a su carrera.

Su estrategia para darle un giro a su carrera funcionó: en 2003 protagonizó “Monster”, un papel para el que ganó casi 20 kilos, y se llevó el Oscar a la mejor actriz, el Globo de Oro equivalente y el Screen Actors Guild Award. A partir de entonces sí pudo conseguir guiones más variados e interesantes, hasta llegar “Young Adult” (2011), por la que volvió a ser nominada al Globo de Oro.

Paralelamente a su triunfo en la interpretación, Charlize Theron continuó con su carrera de modelo, aunque con una política selectiva que le llevó a escoger campañas cada vez más importantes y exclusivas, por ejemplo para el perfume de Christian Dior J’Adore.

A partir de 2012 se sucedieron películas sorprendentes, como “Blancanieves y el cazador”, en el que interpreta a una inolvidable madrastra, o “Mad Max: Fury Road” (2015), una película ya de culto para la que se rapó totalmente el pelo. Su personaje Imperator Furiosa forma parte de la historia del cine de acción protagonizado por mujeres. A partir de este papel le llovieron proyectos de acción -“The Fate and The Furious” (2017), “Atomic Blonde (2017)” o “The Old Guard” (2020)- y también taquillazos como “Bombshell” (2019), la primera película que también produjo y que volvió a colocarla como nominada en los mejores premios de interpretación.

Charlize Theron puede presumir de haber conjurado el peligro que acecha a casi todas las actrices de Hollywood cuando cumplen 40: quedarse sin papeles. Además, como heroína en las películas de acción no tiene precio: rueda ella misma la mayoría de las escenas peligrosas, incluidas las escenas de lucha y las persecuciones en coche (es una excelente conductora). Las próximas serán “Atomic Blonde 2” y “Fast & Furious 9”. Arrasarán, seguro.

Fuente: Leer Artículo Completo