El joyero de Kate Middleton: así son sus pendientes

El joyero de Kate Middleton: así son sus pendientes

Si de alguien se puede decir que tiene un estilo consistente al escoger su vestuario es de Kate Middleton. Desde que se conoció su compromiso con el príncipe Guillermo, su forma de vestir y su criterio para escoger complementos ha sufrido pocas modificaciones. De hecho, es frecuente que la Duquesa rescate piezas de vestuario de años atrás y las vuelva a lucir como si no hubiera pasado el tiempo por ellas. La última vez que lo hizo fue el pasado mes de octubre, en los premios Earthshot. Sobre la alfombra roja apareció con una creación de su firma de cabecera, Alexander McQueen, vestido que estrenó diez años atrás en los Bafta de 2011.

Su look de belleza tampoco ha sido sometido a grandes cambios. Y es que su abundante melena castaña ligeramente ondulada y el blush rosado que dota de dimensión sus mejillas se han convertido ya en sus señas de identidad.

Pero si hay que mencionar un elemento que destaque en las apariciones públicas de Kate Middleton son sus tocados y sus joyas. Y son estas últimas las que Kate elige con precisión en cada momento. La duquesa es una mujer de gustos clásicos y sus elecciones en este sentido denotan que se suma a la máxima de que en la sencillez está el buen gusto.

Abriendo el apartado de su joyero dedicado a los pendientes se puede deducir cómo son sus preferidos. Y es que la esposa del príncipe Guillermo casi siempre elige para su día a día modelos similares que constan de un pequeño aro y un charm colgante. Siguiendo este esquema la Duquesa acumula algunos pares que ha lucido en repetidas ocasiones.

Dorados con perla colgante

En el mes de octubre de 2020 Kate estrenó unos pendientes firmados por Simone Rocha que no se ha parado de poner en actos públicos. Se trata de unas piezas elaboradas con perlas falsas que se unen a la oreja mediante un grueso eslabón en un acabado dorado brillante. Su precio de venta está fijado en 267 euros, aunque lamentablemente ya no están a la venta.

A lo largo de poco más de un año, la Duquesa ha puesto a prueba la versatilidad de esta pieza y la ha lucido en ocasiones muy diversas. A finales de 2020 fue los pendientes que escogió para una salida familiar con el príncipe Guillermo y sus hijos. Un mes después los volvió a lucir en una cita telemática en la que junto a su esposo quiso agradecer la labor de los sanitarios en la lucha contra el coronavirus. Más recientemente, el pasado mes de julio estos pendientes volvieron a destacar entre la larga melena de la duquesa en uno de los días que asistió al torneo de tenis de Wimbledon.

Plateados y brillantes

Este mes de octubre, durante una visita al University College de Londres, la duquesa lució otro de sus pares predilectos de pendientes. Esta vez combinó su vestido de estampado príncipe de Gales -de Zara- con unas piezas diseñadas en diamantes y oro blanco que, seguramente, le traen recuerdos de un día muy especial. Y es que son los pendientes que Kate llevó en el bautizo de su hija Charlotte. Las joyas son de la firma Mappin & Webb y su valor oscila dependiendo del peso y el tamaño de las piedras entre 1764 y 4176 euros.

Pero no son las únicas ocasiones en las que la Duquesa los ha llevado. También los lució otro de los días que asistió a Wimbledon, el pasado verano. Para esta ocasión los integró en un look muy compuesto por un vestido de Beulah London y zapatos de Aldo. A principios de mayo, en otra importante ocasión, la presentación de su libro solidario Hold Still, también se decantó por ellos.

De color rosa

Otra de las piezas de su joyero que Kate Middleton usa con asiduidad son unos pendientes que estrenó en septiembre de 2020 durante un acto de agradecimiento a los voluntarios de la pandemia. Se trata de una pieza de Missoma London que combina el oro con la rodocrosita, una piedra preciosa poco abundante que le proporciona el color rosa a la parte colgante de la joya. La piedra está tallada a mano y engastada en oro vermeil de 18 quilates sobre plata esterlina suspendida en un aro. El engarce tiene una textura rugosa y un patrón piramidal decora los aros. La pieza está valorada en 100 euros.

Pero quizás la aparición más especial de estos pendientes tuvo lugar durante la gira de los duques de Cambridge por Escocia. Pues durante la misma la Duquesa cumplió el sueño de Mila, una niña de cuatro años con la que habló un año atrás. Durante la conversación le prometió que cuando se conocieran iría vestida de rosa y así lo hizo Kate un año después, combinando un vestido de ME +EM con las joyas de Missoma.

Motivos otoñales

Durante su viaje a Escocia, la pasada primavera, a Kate le acompañaron otros pendientes que lució hasta en tres ocasiones. Se trata de una joya de Hamilton & Inches realizada en citrino talla marquesa, cuarzo rutilado talla cabachón y diamantes redondos talla brillante, montados en un poste de oro amarillo de 18 quilates y un ajuste de voluta. Esta exclusiva pieza se puede adquirir por 1,640 euros.

Durante este viaje la Duquesa demostró que una joya como esta también puede ser funcional algo en lo que tiene mucho el reducido tamaño de la misma. La lució en el primer acto de esta gira, en el que la joya fue el complemento perfecto para un outfit monocolor en azul cobalto que recordó irremediablemente a la fallecida Diana de Gales. Al día siguiente, Kate los volvía a escoger, integrándolos en un look muy diferente. Para su visita al Centro Europeo de Energía Marina la Duquesa optó por un estilismo muy informal para el que despejó su rostro con un semirrecogido y dejó a la vista las piezas de Hamilton & Inches.

Todavía se los pudimos ver en una ocasión más. Pues días después, para la apertura del hospital de Balfou, en Orkney, Kate los volvió a seleccionar para acompañar su abrigo camel firmado por Massimo Dutti.

Dos en uno

Los diseños que combinan las perlas con el dorado son uno de los que más le gustan a Kate, de hecho tiene varios en su joyero. Uno de ellos es una pieza de Freya Rose London compuesta por un aro grueso dorado y varias pequeñas perlas que se pueden desmontar, para lucir solamente el aro. Este diseño está actualmente a la venta y se puede adquirir por 197 euros.

La primera vez que la esposa del príncipe Guillermo los llevó fue durante una visita a la ciudad de Wolverhampton, en Inglaterra el pasado mes de mayo. En este outfit los incorporó a un look en el que destacaba su camisa azul estampada con topitos blancos. También los incluyó en su joyero de viajes para su gira por Escocia, combinándolos con un jersey de rayas al que añadió una americana azul, creando un look de estética marinera.

Estos son solo algunos ejemplos, ya que este tipo de diseño se repite una y otra vez en los pendientes que Kate Middleton luce, tanto a diario como en citas más formales. Dentro de su joyero se replica el patrón modificando firmas, colores y charms.




Fuente: Leer Artículo Completo