El mensaje de Bertín Osborne sobre su hijo Kike que ha emocionado a Toñi Moreno

El mensaje de Bertín Osborne sobre su hijo Kike que ha emocionado a Toñi Moreno

Tras ser sustituida en ‘Mujeres y Hombrs y Viceversa’ por Jesús Vázquez y una vez cubiertas las vacaciones de Emma García en ‘Viva la vida’, ayer Toñi Moreno regresaba a Canal Sur para ponerse al frente de ‘Un año de tu vida’. Lo hacía con un personaje de los importantes: Bertín Osborne. Un hombre que nunca deja indiferente y que consiguió emocionar a la presentadora.

Bertín, que siempre contesta con la mayor de las sinceridades a todo lo que se le pone por delante, realizó una reflexión muy tierna sobre su hijo Kike, que es sabido que tiene una salud delicada. Y, en el momento en el que se le preguntó por cómo conciliaba la vida familiar con la profesional, puso en valor el papel del niño en lo ordenada que es ahora su rutina gracias a los cuidados que necesita.

“Si me preguntas qué soy te digo que soy cantante, la televisión es porque me divierte, he probado y ha funcionado. La parte negativa de mi profesión es que no he visto crecer a mis hijas, las tres mayores, pero mis hijos pequeños se están hartando de mi”, explicaba con enorme sinceridad.

En 10 vidas volvería a tener 10 vidas a mi hijo Kike”

Aunque el momento más tierno, el de más carga emocional, llegaba justo a continuación: “Claro que la vida te cambia, pero en 10 vidas volvería a tener 10 vidas a mi hijo Kike. Claro que nos ha cambiado la vida, a todos, pero yo era quien tenía una vida distraída. Kike me ha organizado, ha ordenado la escala de valores y me la ha puesto en su sitio, la responsabilidad, saber que hay cosas importantes de verdad…”.

“Cuando nació nos dijeron que iba a ser un vegetal, que iba a ser sordo, ciego, que no iba a ver ni oír ni hablar ni moverse ni andar… El médico que nos dijo eso hoy colabora con la fundación. Con 13 años, es un tío con un sentido del humor, aunque como a todos los niños lo que más le divierte es decir caca, culo, pis. Carlos, su hermano, tiene algo tan maravilloso como crecer normalizando la discapacidad”, remataba Bertín, provocando que los ojos de Toñi se humedecieran.

Fuente: Leer Artículo Completo