Es preocupante: la ONU pide pruebas de que siga viva la princesa Latifa, secuestrada por su padre

Es preocupante: la ONU pide pruebas de que siga viva la princesa Latifa, secuestrada por su padre

La princesa Latifa, hija del emir de Dubái, Mohammed bin Rashid Al Maktoum, ha desaparecido por completo. Ya no quedan ni los mensajes que conseguía enviar al mundo para denunciar su situación como prisionera de su padre, tras haber sido drogada y secuestrada por comandos. Los mismos que ha emitido la BBC en su programa Panorama, donde Latifa denunciaba su precaria situación desde su primer intento de fuga en 2018. La situación es tan crítica que Naciones Unidas ha inciado una investigación y demandado pruebas de que la princesa sigue viva y bien. El primer ministro británico, Boris Johnson, ha dicho que la situación es "preocupante" y que sumarán a la investigación de Naciones Unidas. Fue en el Reino Unido donde un tribunal que juzgaba el turbulento divorcio de Al Maktoum y la también fugada princesa Haya de Jordaniadaba probado que el jeque había ordenado el secuestro de Latifa y otra de sus hijas, la princesa Shamsa, secuestrada en el Reino Unido.

Ahora, estos mensajes, que Latifa grababa prisionera en una villa rodeada por agentes de su padre, en un teléfono que habían conseguido pasarle sus amigos, han cesado. Es la razón por la que su círculo ha hecho llegar a la BBC los vídeos, con la intención de provocar algún tipo de respuesta pública, porque ahora nadie sabe qué ha sido de la princesa, de 35 años. Una de sus declaraciones es especialmente siniestra: "Si estás viendo este vídeo, no es algo bueno: o bien estoy muerta o estoy en una situación muy, muy, muy mala".

La única declaración oficial –hace años– de Emiratos Árabes Unidos, donde al Maktoum es primer ministro, es que la princesa se encuentra "bien y con su familia". Esto, pese a que los vídeos donde Latifa denuncia ser prisionera y habla de su miedo a no volver a gozar nunca de libertad datan por lo menos desde 2019. Ahora, en los vídeos que ha compartido la BBC, ha detallado mejor su frustrado intento de fuga de 2018. Aquel en el que junto a su profesora de artes marciales y un empresario y exespía francés, intento escapar de su padre. Fue entonces cuando la lancha en la que intentaba llegar a un yate estadounidense en la costa oeste de la India fue interceptado. Latifa peleó contra los comandos, pero fue sometida, inyectada con tranquilizantes y devuelta a los Emiratos.

Los últimos vídeos datan de 2020, y desde entonces nadie sabe nada de Latifa. Dominic Raab, secretario de Exteriores del gabinete de Johnson, se ha sumado a las declaraciones y ha exigido también una prueba de vida de la princesa: "Despues de lo que hemos visto", declaró a Sky News, "lo humano es querer saber que está viva y bien".

Fuente: Leer Artículo Completo