Esta es la razón por la que Isabel II elige su traje de Navidad con dos meses de antelación

Esta es la razón por la que Isabel II elige su traje de Navidad con dos meses de antelación

Si eres de esas personas que esperan al último momento para comprar los regalos de Navidad, o para elegir el menú que cocinarás en Nochebuena; deberías plantearte tomar a Isabel II como modelo a seguir. Más que nada para evitar agobios innecesarios y sorpresas desagradables de última hora, que es la razón por la que la monarca empieza a planificar todo lo relacionado con estas fiestas con semanas de antelación. Incluso meses.

Así lo acaba de revelar Angela Kelly, estilista y mano derecha de la reina, que ha publicado un libro donde desvela algunos secretos hasta ahora desconocidos de la vida personal de Isabel II. Entre ellos, que la reina elige el modelo que lucirá el día de Navidad con dos meses de antelación.

Y no es para menos: al ser el look con el que acude a la tradicional misa del 25 de diciembre con toda su familia, tiene que quedar muy claro el mensaje que quiere lanzar al público. Porque sí, tanto el color como el corte seleccionado tiene un significado, y es Angela Kelly la encargada de que frente a los fotógrafos todo quede perfecto.

“Suelo empezar a presentarle opciones con dos meses de antelación. Y antes de presentarle las posibles opciones, tengo que consultar qué colores ha lucido en años anteriores porque no puede repetir ninguno que haya llevado los dos años anteriores”, explica Kelly en una entrevista con Hello.

“También siempre intento elegir colores muy festivos y vistosos para que todos los que se acercan a Sandringham a saludar a la reina la localicen con facilidad”, asegura. De ahí que en los tres últimos años la reina se haya presentado con abrigos y sombrero a juego en colores tan llamativos como el rojo o el naranja. La única de toda la comitiva, ya que el resto de la familia real siempre va más sobria a la misa. Y esto, por supuesto, también está planeado.

“Una vez que la reina ha escogido su vestido, me encargo de hacérselo saber a todo el personal de palacio para que se aseguren de que nadie más lleva algo parecido. Yo misma dejo una nota escrita a mano en el área de servicio donde se guardan los trajes para que todas las doncellas puedan elegir el vestido adecuado para la dama que están cuidando”, confirma.

Por cierto, que nadie crea que esto es un trabajo sencillo. El de la misa es solo uno de los siete trajes que la reina puede llevar a lo largo del día de Navidad, donde la monarca acude a diversas recepciones y fiestas privadas. Así que todo el proceso anterior se multiplica en función de la agenda. ¿A que ahora elegir que vino vas a servir en la cena no te parece tan complicado?

Fuente: Leer Artículo Completo