Esta es la ÚNICA condición que Kim Kardashian ha puesto a Kanye West para salvar su relación

Esta es la ÚNICA condición que Kim Kardashian ha puesto a Kanye West para salvar su relación

Todos los matrimonios tienen sus crisis. Claro que no todos son tan famosos como el de Kim Kardashian y Kanye West, que no solo están pasando el peor verano posible desde que se convirtieron en marido y mujer; sino que además tienen que vivirla bajo la atenta mirada del mundo entero.

Tanto es así que el rapero decidió marcharse hace una semana de su casa en Los Ángeles para refugiarse en el rancho que compraron en Wyoming sin que nadie pudiera ponerse en contacto con él. Bueno, nadie no. Aunque no cogía el teléfono de nadie de su familia, Kanye sí que accedió en su retiro aceptar la visita de su amigo Justin Bieber, que le convenció para que no se dejara vencer por sus demonios internos y aceptara reunirse con Kim cuanto antes para buscar una solución a sus problemas.

Después de mucho meditarlo, al final West decidió aceptar el consejo de Bieber y pidió a su esposa que viajara al rancho para hablar cara a cara de lo que estaba pasando. Ella, consciente de que su marido está sufriendo una nueva crisis de su trastorno bipolar, aceptó. Pero no para lanzarse en sus brazos y perdonarle por todo lo que le estaba haciendo a ella y a sus hijos; sino para hacerle una única petición: que abandone su idea de convertirse en presidente de los Estados Unidos.

Según revela hoy People, Kim Kardashian está más preocupada que nunca por la débil salud mental de su marido. Y aunque sigue profundamente enamorada, tiene claro que lo último que necesita ahora el rapero (y su matrimonio) es someterse a la presión innecesaria de una carrera presidencial.

Y no porque ya esté claro que Kanye no puede ganar las elecciones del próximo noviembre; sino porque para alguien en su estado la prioridad debería ser pedir ayuda profesional que le ayude a controlar estos brotes. Algo complicado de conseguir tratándose de alguien como West, nada acostumbrado a que nadie le diga lo que tiene que hacer.

“Kim le ha exigido a Kanye que abandone la idea de ser candidato a la presidencia y que se centre en su salud mental, pero él no quiere escucharla”, desvela en esta publicación una fuente cercana a la pareja. Algo que explicaría por qué en lugar de volver juntos a casa, Kim regresó sola a Los Ángeles completamente devastada.

Esperemos que al final el rapero recapacite y decida luchar por su matrimonio en lugar de pelear por la Casa Blanca. Todos, pero absolutamente todos, ganaríamos si así ocurriera.

SUSCRÍBETE AQUÍ a nuestra newsletter para recibir todas las novedades de Glamour

Fuente: Leer Artículo Completo