Eugenia Martínez de Irujo, fiel a Marbella

Eugenia Martínez de Irujo, fiel a Marbella

La duquesa de alba sentía predilección por su casa de Marbella. Quizá por eso, la finca Las Cañas, como llamó a la propiedad, es un lugar al que sus hijos también tienen un cariño especial y que visitan con relativa frecuencia. Aunque tras la muerte de Cayetana la finca la heredó Fernando Martínez de Irujo, no es difícil ver a otros miembros de la familia Alba pasar tiempo en la propiedad que en su día la propia duquesa definió como “la más bella de la costa”.

Estos días quien ha disfrutado allí del sol marbellí ha sido Eugenia Martinez de Irujo. La duquesa de Montoro se dejó ver en la costa malagueña acompañada por su marido, Narcís Rebollo, y su hija, Tana, que llegaba tras pasar unos días en Ibiza con un grupo de amigas. Madre e hija lucieron ‘looks’ playeros y en tonos similares y estuvieron igual de amables que siempre con los reporteros que las encontraron en la entrada de la finca, donde disfrutan de unos discretos días de descanso.

Por suerte para ellos, atrás queda ya la preocupación, porque Tana está completamente recuperada. Y es que, según contaba ella misma a comienzos de este verano, contrajo el coronavirus. La joven lo contaba a los medios que la encontraban el pasado mes de junio caminando por las calles de Sevilla y, según publicó entonces la revista ‘¡Hola!’, aseguraba que, aunque no había sufrido complicaciones graves, sí había tenido gran malestar, un poco de fiebre y había perdido el olfato.

Ahora, dos meses después parece que ya se ha repuesto totalmente y ha podido tener un verano todo lo normal que permiten las condiciones actuales y las precauciones que es necesario tomar para evitar el temido rebrote.

Fuente: Leer Artículo Completo