Iker Casillas y Sara Carbonero, ¿a la búsqueda de nueva casa?

Iker Casillas y Sara Carbonero, ¿a la búsqueda de nueva casa?

Después de cinco años fuera de España, Iker Casillas y Sara Carbonero han regresado a Madrid para iniciar una nueva etapa. La vuelta de una de las parejas más mediáticas de nuestro país ha traído un poco de revuelo a sus vidas, pero nada comparado con el huracán que desataba cada una de sus salidas al comienzo de su relación. Sin embargo, sus movimientos continúan siendo seguidos por los paparazzi casi a diario.

Estos días les han visto en Pozuelo de Alarcón interesándose por una lujosa vivienda que está a la venta en una promoción de nueva construcción. Sara fue la primera en acudir a conocerla y lo hizo junto a su hermana, Irene. Debió gustarles lo que vieron, porque, según relatan los fotógrafos, al día siguiente era su marido quien se acercaba a la propiedad para conocer los detalles.

No es de extrañar el interés por el inmueble, ya que la vivienda a la venta es un ático de más de 200 metros cuadrados que, según las especificaciones dadas por la promotora de la urbanización en el anuncio, contará con cuatro habitaciones y una lámina de agua en la gran terraza que ocupa la parte superior de la vivienda.

Una vivienda de lujo

La promoción está situada muy cerca de la lujosa urbanización de La Finca y tiene vistas y acceso a un campo de golf anexo, lo que la convierte en una residencia de lo más atractiva para los potenciales compradores. Eso sí, no es apta para todos los bolsillos, ya que su precio es de 1.711.000 euros.

El espectacular ático en la lujosa urbanización está a la venta por 1.711.000 euros

De adquirirla, el matrimonio sumaría un activo inmobiliario más a un patrimonio que ya parece extenso, aunque no queda muy claro si su interés por la vivienda la convierte en una potencial residencia familiar para un futuro inmediato, ya que sus movimientos parecen encaminar sus pasos en otra dirección desde que regresaron de Oporto.

Durante estos cinco años que han pasado viviendo en la ciudad portuguesa, la pareja ha conservado la que fuera su última casa en Madrid. Nos referimos su chalet de La Finca, un inmueble que compraron en 2014 a Lydia Bosch y Alberto Martín.

Sin embargo, en abril de este año Casillas y Carbonero pusieron a la venta esa residencia. Según publicaron diversos medios entonces, pedían por ella 4,9 millones, una cifra nada desdeñable y que supone casi el doble de lo que se estimaba que valía la vivienda cuando la periodista y el portero se hicieron con ella. Pero en estos meses no se ha cerrado la venta y según publicaba ‘Vanitatis’ hace unas semanas, finalmente parece que han optado por ponerla en alquiler.

Residentes en Madrid

Sin embargo, es allí donde habrían dejado todo lo que se trajeron de su mudanza de Portugal, aunque esto podría ser de manera temporal, porque tal y como contaba la revista ‘Semana’ en una sorprendente entrevista con el portero —no suele hablar de su vida privada con los medios—parece que la nueva residencia familiar sería otra: un piso en la zona del parque de Oeste de la capital madrileña.

Este último inmueble fue comprado por el portero en solitario también el pasado mes de abril y está situado en una zona ocupada ya por la llamada ‘burguesía madrileña’ y por varios rostros conocidos, como el director Pedro Almodóvar o Paloma Cuevas. Tal y como desveló ‘Diez Minutos’ hace unas semanas, la casa tiene unos 300 metros de superficie, le habría costado al portero cerca de tres millones de euros y ahora mismo está en plena reforma, por lo que hasta que no finalicen las obras es difícil que veamos a la pareja paseando por la zona.

Ante tanto vaivén inmobiliario solo queda clara una cosa: que la pareja ha vuelto a Madrid para quedarse. Y es que mientras terminan de asentarse con sus hijos, que ya han empezado a asistir al colegio en España, en lo laboral parece que todo marcha.

En las últimas semanas Sara ha vuelto a protagonizar un anuncio para L’Oreal, firma de la que es imagen, y esta misma semana ha lanzado con su inseparable amiga y socia Isabel Jiménez las novedades de su firma de ropa, Slow Love. Y es que las dos periodistas se han aliado con Cortefiel para lanzar una colección sostenible diseñada por ellas bajo el paraguas de Slow Love y que estará a la venta en su web y en las tiendas físicas de la firma con la que han sellado un acuerdo que tiene visos de continuar.

Seguir vinculado al deporte

Por su parte, Iker ha encontrado de nuevo su hueco en la capital tras poner fin a su laureada carrera futbolística, que se vio precipitado después de sufrir un infarto en mayo de 2019. Tal y como anunciaron varios medios deportivos el pasado julio, Casillas regresaba al Real Madrid, el club que le vio crecer como portero, para ejercer como asesor de su presidente, Florentino Pérez. Y es que el portero, que había mostrado su intención de presidir la Federación Española de Fútbol, finalmente retiró su candidatura e inició su nuevo camino fuera del terreno de juego desde otros despachos.

Además, Iker Casillas está estos días está de enhorabuena porque la revista francesa ‘France Football’ le ha incluido en la lista de los diez porteros candidatos a ser el mejor de la historia. La publicación gala está elaborando este año lo que ha llamado el Balón de Oro Dream Team y Casillas está entre los candidatos a formar parte de ese olimpo.

Con motivo de esa elección, estos días la revista publicaba una entrevista con él en la que dice: “Cuando eres pequeño tienes sueños, esperas cumplirlos y hacer historia en este deporte. Tengo la sensación de que lo he conseguido. Entrar en la lista de los diez mejores porteros de la historia me recuerda que mis sueños realmente se han hecho realidad”. Ahora lo que le queda, es seguir forjando sueños y cumpliéndolos en su nueva etapa en Madrid.

Fuente: Leer Artículo Completo