Iñaki Urdangarin, a un paso de la semilibertad

Iñaki Urdangarin, a un paso de la semilibertad

Iñaki Urdangarin se enfrenta a uno de los momentos más importantes desde que ingresó en prision. Tal y como ha podido saber ‘Hoy Corazón’, el juez de vigilancia penitenciaria de Valladolid —a quien corresponde el control del centro penitenciario de Brieva— estudia la concesión de un grado intermedio que permitiría al marido de la Infanta Cristina encontrarse más cerca de la semilibertad. En concreto, la defensa de Urdangarin ha solicitado que se le aplique el artículo 100.2 del reglamento penitenciario para que sus permisos sean considerablemente más numerosos y que, poco a poco, su estancia en la cárcel sea menor. Según fuentes consultadas, será en los próximos días cuando el juez dicte su veredicto y, aunque todavía se desconoce cuál será la dirección del mismo, tiene muchas posibilidades de que su petición prospere.

Se trata de una evidente excepcionalidad en el ámbito penitenciario al que también se han acogido los presos soberanistas catalanes. Según datos consultados por esta publicación, solo el 1% de los encarcelados ha podido acceder, en el último año, a este grado mixto entre el segundo y el tercero que permite combinar aspectos de ambos grados y que está previsto en el Reglamento con carácter excepcional.

Para la obtención de este ‘privilegio’ se deben cumplir requisitos fundamentales que giran en torno al programa de tratamiento. Se debe justificar que la ejecución del mismo no puede llevarse a cabo de otra manera. A pesar de que no hay exigencias imposibles, una mala conducta en prisión o el incumplimiento de sus obligaciones, podría imposibilitar su objetivo. Así las cosas, los abogados de Iñaki habrían fundamentado la solicitud planteada con los informes favorables sobre su comportamiento, además de haber podido presentar documentación acerca del compromiso que ha adquirido con el centro Don Orione donde ejerce como voluntario. La necesidad de emplear más horas labores asignadas puede ser suficiente para la aceptación de sus pretensiones.

De momento, tal y como ha podido saber ‘Hoy Corazón’, Iñaki podría llegar a salir diariamente de prisión para cumplir con sus labores de voluntariado, tener salidas de fin de semana y/o ampliar sus permisos de 36 a 48 días anuales si finalmente se le acepta el 100.2. En conversación con Mario Pascual Vives asegura que “estamos esperando la resolución a esta petición, pero todavía no sabemos nada. A mi cliente le gustaría poder disfrutar de los fines de semana“, conviene.

Lee la información completa en ‘Hoy Corazón’, la encontrarás en la edición impresa de la revista. A la venta este viernes en Madrid y Barcelona, el fin de semana con los diarios de Vocento y desde el próximo lunes en todos los quioscos habituales de España.

Fuente: Leer Artículo Completo