Irene Rosales: “Necesito que Isabel Pantoja me llame”

Irene Rosales: “Necesito que Isabel Pantoja me llame”

  • Todas las claves para entender el enfrentamiento entre el DJ y la cantante.
  • Irene Rosales podría tener la clave del enfrentamiento entre madre e hija.

    Irene Rosales se ha convertido en la pieza clave del enfrentamiento entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja. Tal y como publica DIEZ MINUTOS en EXCLUSIVA esta semana, la nuera de la tonadillera ha sido la que ha incitado a su marido a tomar las riendas de su vida y reclamar la parte de la herencia de Paquirri que le corresponde. Una decisión que no habría sentado nada bien a Isabel Pantoja, muy molesta con la actitud de la colaboradora de ‘Viva la vida’. Aunque Irene Rosales siempre se ha mantenido al margen de la guerra entre madre e hijo, parece que esto no es la sensación que ha tenido la tonadillera.

    La mujer de Kiko Rivera llegada al plató de ‘Viva la vida’ triste y cabizabaja por todo lo que está sucediendo pero con ganas de contar su versión sobre la guerra de Kiko Rivera e Isabel Pantoja. La joven ha confesado que ella no pudo estar presente en la entrevista que su marido concedió arremetiendo contra la artista, pero cree que puede sonar más dura de lo que es, ya que es el contexto de una conversación llevado al papel. “No es lo mismo que una entrevista en televisión, pero Kiko no se arrepiente de lo que ha dicho“.

    Me agota de que me digan que soy yo la culpable de todo. No voy a señalar directamente a Isabel Pantoja porque no lo sé, pero me duele mucho que se especule con ello”. Irene Rosales dice estar muy triste porque no se encuentra pasando por uno de los mejores momentos de su vida psicológicamente hablando y le duele mucho ver así a su marido.

    ¿Una madre ausente?

    Irene ha comentado que esta semana ha recordado mucho a su madre y que Kiko Rivera recuerda cada día a su fallecida madre. “Ella vivía a un minuto de nuestra casa y ella nos ha ayudado mucho en nuestra relación. Mi madre ha querido con locura a Kiko y Kiko a mi madre”.

    El único consejo que le dio Irene a Kiko antes de la entrevista es que hablase con el corazón y que pensase cada cosa que iba a decir para que luego no se arrepienta. “Kiko ya advirtió que estaba muy mal psicológicamente y parece que aunque lo haya reclamado públicamente no ha tenido una respuesta“.

    “Yo desde que su madre salió de la cárcel hubiese tenido una conversación o cuando Kiko destapó el tema de las adicciones. Pero yo creo que ellos jamás se han sentado juntos a hablar”, explica Irene.

    La colaboradora de ‘Viva la vida’ cree que Kiko Rivera nunca ha querido achacar con sus problemas a su madre. “Creo que Kiko tenía la ilusión de que Isabel Pantoja desarrollase el papel de mi madre“, ha confesado Irene pues cree que lo único que quiere el DJ es tener una familia normal. Aunque, es algo que también es culpa de Kiko, pues tendría que decirle claramente a Isabel lo que quiere.

    https://www.instagram.com/p/CHNIOUWHWwt/

    Eres lo más bonito que me ha pasado en la vida ya que por ti nacen nuestra princesas 🙎🏼🙍🏻‍♀️ Gracias a ti mi vida cambio ,tras muchos años de lucha ,pero fue por ti solo y exclusivamente por ti💥 La que aguanta mis malos humores,la que convive cada día y sabe todo de mi. Eres buena madre,buena esposa,buena amiga y buena persona….💋 Gracias @irenerova24 por haber aparecido en mi vida. Siempre alegre y elegante. Quien no te quiera a ti es que no me quiere a mi‼️

    A post shared byKiko Rivera (@riverakiko) on

    Irene dice Kiko Rivera tiene miedo de dejarles un problema a sus hijas por las posibles deudas que puede acarrear Cantora. “Kiko nunca ha tratado el tema de la herencia con su madre, pero le extrañaba que a sus hermanos les haya dejado muchas cosas y a él solo el 49% de Cantora”.

    “Kiko no sabe nada de la herencia, todo lo que se ha enterado de la herencia de su padre es de la televisión. Mi marido no recuerda nada de la herencia de su padre, solo que firmó un papel con 18 años, pero no lo recuerda”, ha afirmado Irene.

    Irene Rosales confirma que su marido jamás ha utilizado nada de dinero de su herencia. “Mi marido todo lo que ha tenido se lo ha ganado él, Kiko está destrozado por todo lo que se está diciendo de él“.

    https://www.instagram.com/p/B8Q6D9Bi3-K/

    Te vas, pero a la misma vez te quedas. Me quedo con tu última mirada y abrazo. Me vas hacer muchísima falta pero tú me enseñaste a ser fuerte. Te debo la vida mamá, eres mi todo y ahora serás mi estrella 💫Gracias por enseñarnos tanto. te amo con locura mami.

    A post shared byIrene Rosales Vázquez (@irenerova24) on

    “Es Isabel Pantoja la que me tiene que llamar a mí”

    “No quiero que ninguna palabra mía le pueda influenciar, porque yo no quiero que se me señale como la culpable. Yo solo escucho, pero no quiero opinar”, ha explicado la joven.Irene no ha llamado a Isabel Pantoja porque cree que es ella la que la tiene que llamar para comentarle el motivo por el que la están señalando como la culpable del conflicto. Aunque ella quiere pensar que no es así. “Me duele sobre todo por Kiko que pueda pensar que su madre pueda pensar eso de mí”.

    Irene ha comentado que tiene una relación buenísima con Isabel Pantoja, siempre se han llevado muy bien, por eso ahora le extraña mucho lo que se supone que la tonadillera está diciendo sobre ella. “Yo lo de viuda de España no lo hubiese dicho”, ha comentado Irene sobre la entrevista, pero no ha querido dar su opinión sobre el resto porque “son los sentimientos de un hijo”.

    “Echo mucho en falta a mi madre, sobre todo en estos momentos”, han sido las palabras con las que ha querido concluir su entrevista Irene Rosales.

    ¿Celos de suegra?

    Al parecer,”A mí, mi hijo no me da mi sitio. A su mujer, a su familia, sí. ¡Pues olé ella!”. Con esto queda claro que hay rencillas entre ambas y que Isabel considera que Irene le ha quitado su sitio. Eso sí, como madre, la tonadillera sigue dándose golpes de pecho y asegura orgullosa: “Que mi hijo haga lo que quiera, yo estaré siempre por encima de todo y de todos”.

    Fuente: Leer Artículo Completo