Isabel II retoma su agenda con mocasines cómodos de Gucci

Isabel II retoma su agenda con mocasines cómodos de Gucci

Isabel II ha retomado su agenda oficial tras ausentarse en la reciente celebración de Royal Ascot 2022 y lo ha hecho dando muestra de su buen estado de salud. Después recibir al arzobispo de Canterbury en el día de ayer, la soberana británica se ha reunido esta misma mañana con la gobernadora general de Nueva Gales del Sur (Australia), Margaret Beazley, en el castillo de Windsor y lo ha hecho presumiendo de nuevo corte de pelo y sin la ayuda del bastón.

La tercera monarca más longeva de la historia se ha mostrado sonriente y con un estilismo repleto de color, en línea con la imagen que ha querido mostrar públicamente. Una imagen de tranquilidad que pone fin a los rumores sobre su delicado estado de salud, en concreto a sus problemas de movilidad.

La Reina de Inglaterra ha optado por uno de sus colores fetiche, el amarillo, y ha recurrido a un atractivo vestido midi de manga larga, escote redondo y detalle plisado en la parte inferior protagonizado por un explosivo estampado de flores que combinaba azules y rojos. Una opción veraniega que resaltaba sus facciones y resultaba realmente acertada. Sin embargo, ha sido su elección en materia de calzado la que ha despertado la atención de los más fashionistas: unos clásicos mocasines en negro firmados por Gucci.

La comodidad es vital en las propuestas de Isabel II y este diseño atemporal y versátil cumple a la perfección con el objetivo. Un modelo que resulta ideal para combinar con los atrevidos estilismos que conforman el guardarropa real de la soberana y que además aporta glamour y elegancia a cualquier elección.

No es la primera vez que recurre a ellos, en las últimas décadas, la soberana británica ha hecho de ellos su mayor comodín. Para todo tipo de ocasiones y actos oficiales, este tipo de zapatos han actuado como el broche final.

https://www.instagram.com/p/CfG6CFzMXBs

A post shared by The Royal Family (@theroyalfamily)

En cuanto a joyas, Isabel II volvía a apostar por las perlas con collar de tres capas y pendientes. Una elección tan sencilla como sofisticada que se ha convertido en un habitual para la monarca, amante confesa de este tipo de joyería clásica. Ahora también en tendencia.



Fuente: Leer Artículo Completo