Isabel Preysler, con encajes y efecto transparencia, la más elegante de la gala anual del Teatro Real de Madrid

Isabel Preysler, con encajes y efecto transparencia, la más elegante de la gala anual del Teatro Real de Madrid

El glamour y la elegancia estaba en la noche de este jueves en el Teatro Real de Madrid. Se celebraba la cuarta edición de su Gala Benéfica Anual y numerosas personalidades se unieron a una cita muy especial en la que disfrutaron de un espectáculo de dos mujeres únicas que han conseguido unir la ópera y el flamenco, la soprano Ermonela Jaho y la cantaora Rocío Márquez. Entre las celebrities que no se perdieron la cita estaban Isabel Preysler y Sofía Palazuelo, y ambas nos dejaron dos auténticos lookazos.

En el caso de Isabel, que acudía al evento junto al escritor Mario Vargas Llosa, volvía a hacer gala de su estilo perfecto, en el que la elegancia más depurada ocupa el primer lugar. Lo cierto es que la «socialité» se adapta a todo, y si recientemente nos conquistaba con un vestido boho y botas altas al más puro estilo Tamara Falcó, y también nos descubría la blusa estampada de firma española que Tamara va a pedirle prestada, para ir al Teatro Real ha vuelto a su esencia.

Isabel Preysler elegía un vestido largo en color beige de Tot-Hom, con encajes que crean un efecto de transparencias. Es un diseño de manga larga con cuello redondo, que se ciñe a la cintura, que queda remarcada por un cinturón ancho de piel en el mismo tono con la hebilla también en la misma textura, que marca precisamente la cintura creando una silueta muy femenina. La falda se abre con vuelo hasta llegar al suelo.

Sobre el vestido, para protegerse del frío, Isabel Preysler añade una cazadora de piel, de pelo suave, en color camel. Es de manga al codo, y dependiendo de la perspectiva con la que la veas puede incluso parecer una capa corta.

El estilismo se completa con unos zapatos de piel beige en dos texturas, de punta fina; y unos espectaculares pendientes colgantes XL de Bvlgari.

Vía: ELLE ES

Fuente: Leer Artículo Completo