Julio José Iglesias desvela cómo es su relación actual con Charisse Verhaert

Julio José Iglesias desvela cómo es su relación actual con Charisse Verhaert
  • Julio José Iglesias y Charisse Verhaert se divorcian tras 16 años de relación, 8 de ellos de matrimonio.
  • El cantante confiesa cómo se lleva con la modelo belga tras su separación.

    El mundo del corazón ha comenzado revuelto este 2021. A las sorprendentes rupturas de Bertín Osborne y Fabiola Martínez y la de Anna Igartiburu y Pablo Heras-Casado, se suma el divorcio de Julio José Iglesias y Charisse Verhaert. Aunque el cantante y la modelo belga llevan separados varios meses, no se ha sabido hasta ahora que Charisse interpuso una demanda de divorcio en la Corte de Miami el pasado 3 de agosto de 2020.

    La pareja se conoció en 2004 y Julio José declaró entonces que lo suyo había sido un flechazo y esperaba estar con ella toda la vida. Pero ahora sabemos que su amor se ha acabado y Julio José ha roto su silencio. Lejos de pensar que la relación había acabado mal, el cantante ha aclarado que se siguen llevando muy bien. Tanto que hasta siguen viviendo juntos.

    Hemos hablado con Julio José en la puerta de su casa, situada en la exclusiva zona de Bay Porint, Miami, donde vive desde hace años. Muy cerca de la casa de su hermano, Enrique Iglesias. Sin bajarse de su coche pero sonriente y amable, el cantante nos dijo que se encontraba bien y que ambos seguían viviendo en el que había sido su hogar durante todos estos años.

    Julio José remarcó que se trata de un “divorcio amistoso” y es que, según las primeras informaciones, todo apuntaba a que la suya sería una separación complicada, ya que Charisse presentó la demanda de separación el 3 de agosto de 2020 pero solicitando una documentación económico financiera que el cantante aún no le habría facilitado. Por lo que el pasado 13 de enero de 2021, presentó un segundo requerimiento.

    ¿Qué pide Charisse a Julio José?

    Según ha avanzado la cadena Telemundo, la modelo belga pide al cantante un reparto equitativo de los bienes que obtuvieron mientras duró su relación, una pensión compensatoria y un uso exclusivo de la mansión familiar, valorada en más de un millón de euros. Además, tendrían que llegar a un acuerdo con la custodia de su perrita Molly, que es como una hija para ellos.

    Fuente: Leer Artículo Completo