Junco, la discreta y leal mujer de Bernardo Pantoja que siempre le acompañó

Junco, la discreta y leal mujer de Bernardo Pantoja que siempre le acompañó

  • Anabel Pantoja: repasamos su vida y trabajo en imágenes
  • Todos los famosos que han fallecido en 2022
  • El árbol genealógico de la familia Pantoja

    El padre de Anabel Pantoja y hermano mayor de Isabel Pantoja, Bernardo, ha muerto en la mañana de este 25 de noviembre en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla tras un empeoramiento en su estado de salud que llevaba días siendo muy delicado. Y es que el hombre padecía una larga enfermedad en la que ha estado arropado, polémicas incluidas, por su familia, incluso por su ex mujer, Merchi, madre de Anabel. Pero si ha habido alguien que no se ha separado de su lado esa ha sido Junco, su actual esposa, quien se ha desvivido por él durante todo este tiempo. De hecho, ella era la encargada de avisar a la familia y amigos de que la salud de su marido estaba empeorando y que ya el desenlace era inminente. Pero, ¿quién es Junco, la mujer que ha apoyado a su marido siempre desde un segundo plano?

    Pocas personas conocen el verdadero nombre de Junco, ya que este es su nombre artístico como bailarina, profesión que dejó pero cuyo nombre adoptó finalmente. Y es que, enamorada de la cultura española, se trasladó a Sevilla para poder empaparse del flamenco. Tanto uno como otro han mantenido un perfil muy discreto por lo que no es de extrañar que poco o nada se sepa de su noviazgo aunque sí se sabe que juntos llevan cerca de dos décadas.

    Unos dicen que el romance comenzó en un Rocío donde se conocieron, otros apuntan a un tablao flamenco; lo que sí es cierto es que el amor por este arte fue una de las primeras cuestiones en común que les llevó a acercarse hace veinte años, y que forjó su relación. Desde entonces, muy cariñosa aunque callada, ha permanecido en un segundo plano apoyando siempre a su marido incluso en los peores momentos, como en 2018 cuando a causa de la diabetes Bernardo tuvo que ser operado.

    Precisamente en el mismo 2018 la pareja celebró de su relación pasando por el altar. Tras la jubilación de Bernardo Pantoja, y el empeoramiento de su diabetes, Junco sacó adelante la casa reconvirtiéndose como diseñadora de traje de faralaes y complementos que exporta a su tierra, Japón. Y es que ella ya era costurera.

    Discreta y correcta, se ha granjeado una gran reputación entre los reporteros que siempre han agradecido su trato y entre algunos miembros de la familia. «Me encanta para él. Ahora hablo todos los días por WhatsApp con Junco. No entiendo de dónde sale que no me llevo bien con ella o que ella no se lleva bien conmigo. Está día a día con mi padre. Solo puedo agradecerle eso. Mi padre es de: “Cuídate, dónde estás, qué vas a hacer…” y eso me agobia, pero no quiere decir que no se preocupe», apuntaba Anabel Pantoja en 2019.

    Problemas en el funeral de Bernardo Pantoja

    A pesar de su constante apoyo, Junco ha sido una de las últimas en llegar al tanatorio de Alcalá de Guadaira donde se ha dado el último adiós a Bernardo Pantoja y adonde Anabel Pantoja llegaba puntual. Y es que, según se confesaban en ‘Sálvame’, «se ha sentido desplazada» por la familia de su marido; tanto que se la ha visto apartada en la sala donde se encuentra el féretro del hermano de Isabel.

    A su llegada al tanatorio, Junco daba unas breves declaraciones a los micrófonos de Sálvame: «No quiero decir nada muchas gracias por apoyarle», decía Junco y, ante las preguntas sobre si le han dado su lugar, respondía: «Voy a intentarlo, sí». Según José Antonio León, Isabel Pantoja es quien ha “manejado” la situación en el hospital durante la últimas horas y añadía: “Le dijo cuatro cosas a Junco”. Es más, habría intentado decidir a qué tanatorio iban a llevarle pero finalmente otra persona ha tomado la decisión.

    Fuente: Leer Artículo Completo