Kiko Hernández, en su peor momento, afirma: «Quiero desaparecer»

Kiko Hernández, en su peor momento, afirma: «Quiero desaparecer»

Kiko Hernández ha mostrado en ‘Sálvame’ su cara más desconocida. Agotado, con voz temblorosa y muy triste ha reconocido que «quiere desaparecer». El colaborador televisivo está pasando su peor momento, hace unos días falleció una de sus mejores amigas, Begoña, a la que él consideraba una «segunda madre», y esa trágica noticia sumada a otras pérdidas familiares le han sumido en una profunda tristeza. «Igual que hay veces que lo esperar en este caso no fue así. Yo había quedado el mismo lunes para verla y ver cosas nuestras y de repente falleció. Y desde entonces tanatorio y cementerio… Dentro del dolor espero que su familia salga adelante, porque Begoña lo quería así y querría vernos felices», ha dicho Kiko visiblemente emocionado.

Después de estas palabras, el colaborador se ha roto. «Llevo un año que no puedo más. Se me junta un duelo con el otro y reviento. No soy de tomar pastillas pero el lunes me tomé varios lexatines porque no sabía dónde estaba. Se me fue la cabeza. Sabes que son enfermedades que va a llegar un final pero que sea tan deprisa. Antes de Mila falleció una tía mía, luego Begoña. No estoy acostumbrado a la muerte y que de pronto se me muera tanta gente de golpe… No procesas un luto y ya estás con otro», reconocía Kiko Hernández.

El colaborador ha hecho una sincera confesión: «Quiero descansar un tiempo, lo necesito. Se que Begoña me decía que no pero yo, por mi salud mental, necesito parar. He tenido ideas raras en mi cabeza. Necesito una semana, quince días, respirar. Me pasa cualquier cosa, que es una chorrada, y se me hunde el mundo y tengo dos personas que tengo que sacar adelante. Yo soy yo. Tengo que estar bien mentalmente porque si yo no lo estoy tampoco lo estarán las personas que están a mi cargo».

Dicho esto, Kiko ha pedido públicamente a sus directores que le dejen unos días de descanso, algo que ya se había planteado antes de la muerte de su amiga y que incluso lo había hablado con Jorge Javier Vázquez, que le ha preguntado por la posibilidad de empezar una terapia con un profesional, algo que Kiko no descarta. «Pido públicamente a mis directores que me dejen unos días para reflexionar. Quiero desaparecer. Ya quería descansar y después de lo de Begoña, hay momentos que no tienes ganas ni de levantarte de la cama», ha sentenciado antes de pedir permiso para abandonar el plató, cosa que ha hecho entre lágrimas.

Fuente: Leer Artículo Completo