Kiko Rivera da un importante paso que le aleja, aún más, de su madre

Kiko Rivera da un importante paso que le aleja, aún más, de su madre

El pasado 12 de abril, Kiko Rivera presentóuna demanda penal contra su tío, Agustín Pantoja, en el juzgado número 2 de Chiclana de la Frontera, por tres delitos: estafa, administración desleal y apropiación indebida. El Dj confirmó la noticia y el motivo por el que lo había hecho. “Sí, he demandado a mi tío por todo lo que ha salido”, dijo entonces. Un paso más en la guerra que mantiene contra su madre.

Tal y como contó el hijo de Isabel Pantoja, a principios de mayo, los abogados de su madre se pusieron en contacto con él para proponerle llegar a un acuerdo y que retirase la demanda. Se reunió con ellos y con su abogado y les dijo que lo primero que tenían que hacer era entregarle los enseres de su padre que le pertenecen y están en posesión de Isabel Pantoja.

Al principio todo fue bien pero, tras esa reunión, los representantes de la tonadillera volvieron a llamar a los abogados de Kiko y le dijeron que encontraban los enseres. Esto enfadó aún más al Dj, que llegó a afirmar que “llegados ya a este punto que se haga justicia con lo que se tenga que hacer. Si alguien ha actuado mal y ha hecho las cosas mal tendrá que pagarlo”. Y dejaba claro que no le importaba que todo este litigio legal salpicase a su madre. “Yo no quisiera, pero ella no está poniendo de su parte, no lo está haciendo. La cosa tiene que seguir. Parece que se están riendo de mí”, sentenció con una llamada a ‘Sálvame’.

Pues bien, siguiendo los pasos legales, este 10 de junio, Kiko Rivera ha vuelto a los juzgados de Chiclana para ratificar la demanda contra su tío. El Dj acudía a este órgano judicial acompañado por su representante, con gesto serio y sin querer hacer declaraciones. Sin duda, un paso que le aleja aún más de su madre, pero del que el Dj está muy seguro para recuperar lo que es suyo por herencia.

Fue el pasado noviembre cuando Kiko Rivera declaró que la relación con su madre “estaba muerta”. Desde entonces no ha habido acercamiento con Isabel, sí, con su familia paterna, con la que el Dj, ha tenido muy poco contacto. Lejos de dar por finalizada esta guerra, que tanto está afectando anímicamente a madre e hijo, con la ratificación de la demanda, el marido de Irene Rosales demuestra que va a por todas.

Fuente: Leer Artículo Completo