La bordería de Toñi Moreno a Emma García en su vuelta a ‘Viva la vida’

La bordería de Toñi Moreno a Emma García en su vuelta a ‘Viva la vida’

Han pasado casi dos años desde que Paolo Vasile decidiera hacer una permuta y mandar a Emma García al ‘Viva la vida’ de Toñi Moreno, y a esta última al ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’ de la primera. Corrieron ríos de tinta sobre lo que se podrían haber dicho en privado y lo mal que habría sentado a la gaditana que la vasca se hiciera con ese magacín que parecía estar hecho a su medida.

Toñi vuelve a casa. Solo por verano. Será ella quien haga la sustitución de verano de Emma, y este domingo pudimos verlas por primera vez cara a cara desde que se levantara la polvareda por ese cambio de cromos que a Moreno dejó muy tocada. Un encuentro en el que reconocían tener temas pendientes y en el transcurso del cual Moreno dio un corte sonoro a su compañera.

Porque si García le decía, nada más verla, un “tenía ganas de verte“, Moreno daba la puntilla con un “y aclarar muchas cosas“. Sí, sigue habiendo cuentas pendientes. Y por muy entregada a la causa que esté Toñi en este regreso, hay límites que no va a traspasar, porque no los ha traspasado nunca. Por si alguien tuviera dudas, ayer lo dejó meridianamente claro: en su vida privada (los rumores de una segunda oportunidad con Rosana), no se mete nadie que a ella no le dé la gana.

Pero empezaban con un tanteo del terreno, sincerándose sobre cómo vivieron ese cambio de roles dentro de Mediaset. “Nos llevamos una sorpresa y vivimos un momento complicado y nos hemos tenido que llamar para aclarar muchas cosas”, explicaba Emma, que se enteró antes que Toñi de ese movimiento que les afectaba a ambas.”Yo estaba muy feliz con el equipo. No quería que me movieran, estaba feliz haciendo lo que me gusta”, añadía Moreno.

“Es la primera vez que me quedo sin palabras. Llevaba 10 años en ‘Mujeres y hombres y viceversa’ y el cambio fue complicado”, seguía Emma, que sí subrayaba que entre ella no ha habido nunca ningún problema, como se dejó caer en la prensa en aquel momento en el que ambas pasaron un mal trago.

En medio de este buen rollo, García le hacía una pregunta a su sustituta sin esperarse que esta le iba a dar un corte como pocas veces se había visto en ese plató. Porque Toñi, de su vida privada, no habla. Y Emma quiso saber si tenía el corazón ocupado, tal y como se ha dicho en las últimas semanas. “No te voy a responder”, era el muro con el que se encontraba.

Tan rotunda fue, que Emma confesaba minutos más tarde que hasta su madre le había mandando un mensaje subrayando lo “borde” que Toñi había sido con ella. Pero Moreno exponía sus motivos y ambas convenían en que no eran amigas. A menos, no tanto como para que la gaditana, siempre tan prudente con su corazón, se abriera en canal esa tarde.

Fuente: Leer Artículo Completo