La enfermedad real que padece Nacho Vidal: "Me quería suicidar"

La enfermedad real que padece Nacho Vidal: "Me quería suicidar"

Nacho Vidal ha explicado qué fue lo que pasó realmente con el test de VIH, SIDA, que dio positivo y que todo el mundo se creyó. Pero su historia más dura la acaba de contar ahora. Nacho Vidal ha confesado la enfermedad que le impide seguir con su vida normal y qué fue lo que sucedió con aquel test erróneo.

“Cuando tú te haces la prueba del SIDA lo que mide es tu carga viral. Yo tengo una enfermedad que contraje hace 7 meses ya, que se llama el síndrome de Reiter. La contraje sin darme cuenta a lo largo del tiempo y toda la historia del porno, cogiendo gonorreas y clamidias. Yo he cogido unas 50 veces gonorrea, 50 veces clamidia. ¿Qué pasa? Aparece el virus del Reiter que está en tu sangre. Aparece con las gonorreas y las clamidias. Este virus estuvo dormido muchos años, no sé cuántos. Yo lo tenía y ni lo sabía“, cuenta el actor antes de sincerarse ante la cámara, insultar a los que se ríen y le critican y a los que han hablado sin saber.

“Cogí una gripe muy fuerte. (…) La fiebre e ir al baño provocaron una hemorroide (…) y me salió una prostatitis. Tenía la mano hinchada que parecía un corazón –y emula el sonido de latidos-. Con todos esos virus que yo tenía en el cuerpo, la fiebre, la prostatitis, el síndrome de Reiter, yo me fui a hacer el test del SIDA. Hay una cosa que se llama falso positivo porque el positivo es falso por alguna razón; porque ha interferido un virus. Yo tenía la enfermedad del Reiter. Estuve encerrado en mi casa como 4 meses, 2 semanas sin poder dormir, y me daban pastillas para el dolor y antiinflamatorios. Unos dolores que no podía cerrar los ojos. Cuando el médico me preguntó si me dolía le dije que me quería suicidar. Me dio opiáceos y por la noche me pinchaba morfina”, explica el actor que deja sin palabras a todo aquel que ve su vídeo y que se intenta poner en su lugar y conocer todo lo que está pasando.

Vivo solo –dice el hombre que cree ser un vikingo y poder con todo- y me iba arrastrando hasta el baño y yo lloraba solo en dolor incluso con la morfina. Pedía morir debajo de la colcha. Sufrí muchísimos ataques. Estos sacándome la minusvalía porque no puedo trabajar en nada. Llevo 9 meses con el brote y me sigo medicando todos los días“, sentencia y reconoce que ya no puede seguir en la industria del porno, tampoco como productor.

Fuente: Leer Artículo Completo