La verdad ‘piadosa’ de Jesús Mariñas: Esther Doña, feliz y encandilada por el juez Pedraz

La verdad ‘piadosa’ de Jesús Mariñas: Esther Doña, feliz y encandilada por el juez Pedraz

  • La verdad ‘piadosa’ de Jesús Mariñas: Álvaro Muñoz Escassi, todo un conquistador.
  • Julio Iglesias, Ainhoa Arteta, Isabel Pantoja… Jesús Mariñas nos desvela los secretos mejor guardados de las celebrities en sus ‘Verdades piadosas’.

    Estrenamos personaje en el mundo del corazón: Esther Doña. Esto es un no acabar, y no son frecuentes estas bienvenidas. La viuda de Carlos Falcó se incorpora a la relación de casos que enriquecen –y en casos también, ¡ay!, empobrecen– nuestras vidas. Es un sino y hemos de aguantarlo y sufrirlo. Hemos de tomarlo con paciencia y esforzarnos en superarlo. La viuda del marqués de Griñón viene limpia de polvo y paja, sin historial ni nada que esconder, al menos que se sepa. Aunque, sin duda, lo investigarán para admitirla, darle cabida y hacerla una de los suyos, algo que ella desea y que nunca esperó. Estaba equivocada. Se los ha ganado.

    La cuestión anima, nutre y alimenta el principio de temporada sin muchas más cosas que interesen, conmuevan o preocupen. Esther les sirve de casi obsesión porque son así de despreocupados y ligeros. Ya tienen de qué ocuparse y en lo que entretenerse . Eso resulta interesante y les permite relajarse y verlo todo color de rosa, porque parece un caso de antología. Creen que ha sido cosa del destino. Olvidó al marqués y los escándalos que la hicieron protagonista de momentos acaso inventados. Esther Doña echa así leña en el asador y alimenta la rumorología.

    Parece interesada en que los tomen en serio. Se la ve feliz, encantada, realizada y encandilada con el juez Pedraz. Nunca se han escondido, conscientes de lo que sentían, algo después aumentado con su casi oficializada relación, mientras ella ha declarado: «Llegó a mi vida la persona que me iba a hacer feliz». Esther recuerda que hace años, Carlos Falcó intuyó de qué iba, lo entendió, como buena revancha y satisfacción para sus dos años duros: primero con la muerte del marido y luego viendo irse a su padre.

    Pudo con todo, hasta que apareció Carlos Falcó, algo reflejado y contado con muchos detalles en el libro que recoge esa época. Emociona y conmueve. Se titula ‘La vida de un gran hombre a través de mis ojos’ y es un canto de vida y esperanza, algo que no le falta a ella. Un texto que debemos agradecerle y así hacemos, conmovidos a nuestro pesar, no nos duele reconocerlo. Nos ha llegado al alma y merece una gran película. Emociona la historia sentimental de Carlos Falcó.


    Fuente: Leer Artículo Completo