Lady Weymouth, primera marquesa negra de Reino Unido, habla sobre el hijo que tuvo por maternidad subrogada

Lady Weymouth, primera marquesa negra de Reino Unido, habla sobre el hijo que tuvo por maternidad subrogada

Si nos guiáramos por las apariencias, se podría decir que la marquesa de Bath tiene una vida casi idílica. Emma Thynn lo tiene todo: reside en el histórico castillo Longleat House, es modelo, estrella de televisión, cocinera y madre de dos adorables niños. Sin embargo, ha revelado recientemente que no todo ha sido tan sencillo como parece y ha relatado su experiencia con la maternidad subrogada.

John (ahora vizconde de Weymouth), es el primer hijo de la marquesa. Nació en octubre de 2014 y su embarazo fue difícil, ya que durante el mismo, Emma fue diagnosticada con hipofisitis; una condición poco común y potencialmente mortal que causa la inflamación de la glándula pituitaria. De esta manera, por la hemorragia que sufrió en el cerebro tuvo que someterse a una cesárea de emergencia. Afortunadamente, tanto la madre como el hijo se recuperaron, pero posteriormente se le comunicó a la marquesa que no podía tener más hijos de manera natural.

Cuando se trató de dar la bienvenida a un nuevo miembro de la familia, Emma y su esposo, el marqués de Bath, optaron por utilizar una madre norteamericana como vientre subrogado. De esta manera, su segundo hijo, Lord Henry, nació en diciembre de 2016 en Los Ángeles. Sin embargo, a pesar de saber que ella misma no podría tener otro hijo de forma natural y segura, Emma ha admitido con franqueza que luchó emocionalmente para aceptar la elección.

View this post on Instagram

#HappyMothersDay ❤️

A post shared by (EmmaThynnMarchionessOfBath) (@emmaweymouth) on

#HappyMothersDay ❤️

A post shared by(EmmaThynnMarchionessOfBath) (@emmaweymouth) on

Durante un evento virtual de la edición británica de Vogue, titulado 5 Days of Vogue Wellness, en la charla “La maternidad y yo: cómo tener un bebé me hizo amar mi cuerpo y mi alma”, Emma reveló que “tener una madre subrogada que tuviera a Henry fue una enorme decisión”. Continuó: “Me sentía culpable y confundida, pero fue el compartir con otras mujeres que por diferentes razones han hecho lo mismo lo que me ayudó a tomar aquella decisión”.

La marquesa también ha enfatizado que a pesar de cualquier ansiedad inicial, la elección finalmente resultó ser la correcta para su familia."Tener a Henry como lo tuvimos fue algo increíble; una experiencia muy diferente".

Artículo publicado en Tatler y traducido por Manuela Salazar. Acceda al original aquí.

Fuente: Leer Artículo Completo