Las diademas son el accesorio de pelo favorito de las royals

Las diademas son el accesorio de pelo favorito de las royals

Las garden party de Buckingham Palace han centrado la vida social de Londres en las últimas semanas. Ayer Kate Middleton y el príncipe William fueron los anfitriones junto a los condes de Wessex y Beatriz de York de la última fiesta, que contó con más de 8.000 invitados como una forma de reconocer el impacto positivo que tienen en sus comunidades.

Si Kate Middleton apostó por un vestido aguamarina y Sophie de Wessex por un diseño azul de Emilia Wickstead, fue Beatriz de York quien se llevó todas las miradas con su look. La princesa estrenó un vestido de Self-Portrait demostrando que el estampado de cuadros también es una opción para la primavera, apostando por una favorecedora silueta de cuerpo ajustado, mangas abullonadas y falda plisada con algo de vuelo.

Beatriz combinó el vestido con un cinturón blanco, salones de Jimmy Choo en negro y bolso de Pop & Suki en el mismo color. Pero sin duda el accesorio más llamativo fue su nueva diadema de Camilla Rose Millinery, con print geométrico en tonos negro y natural. Un accesorio que Beatriz ha convertido en la alternativa perfecta a los tocados y pamelas que suelen protagonizar el dresscode de este tipo de eventos.

La princesa Beatriz, siempre atrevida a la hora de combinar estampados, salió airosa mezclando diferentes formas geométricas. Con este look, confirma que la diadema es ese accesorio para el pelo que las royals llevan décadas defendiendo en sus looks más elegantes. Una pieza versátil que se adapta a looks casual pero también a los estilismos de las grandes ocasiones.

Para Lady Di, ya era un indispensable de su armario. La princesa lo lucía para el día a día, como su inolvidable look working a su llegada a Nueva York en 1997, en negro y combinada con un traje sastre beige. Mientras que Carolina de Mónaco hizo de la diadema la convirtió en la mejor compañera de looks más formales.

Un accesorio que también está entre los favoritos de otras royals, como Máxima de Holanda y la reina Letizia. Ambas han confiado en las diademas para algunos de sus looks más espectaculares de los últimos años. Máxima la ha convertido en su mejor aliada para romper con la sobriedad de muchos de sus looks monocolor.

Doña Letizia ha dado entrada a las diademas en su armario convirtiéndolas en protagonistas de algunos de sus looks más inesperados. Con ella triunfó el pasado mes de noviembre en su visita a Suecia, elevando un look bicolor en camel y naranja. Y brilló en una de sus citas más importantes con la realeza británica: el acto de la Orden de la Jarretera, al que asistió en 2019. Ese mismo año también deslumbró en la entronización del emperador Naruhito en Japón: con vestido floral de Matilde Cano y diadema rosa, firmó uno de sus mejores looks de aquel año.

Pero si hay una royal que ha hecho de ellas una seña de identidad esa es Kate Middleton. La duquesa de Cambridge es, probablemente, la que más veces ha lucido este complemento para el pelo. Ya sea en bodas, actos oficiales, misas en familia o citas en Ascot, Kate ha demostrado que la diadema es ese comodín que siempre mejora un look.




Fuente: Leer Artículo Completo