Las nuevas nobles españolas. Inés Domecq, Marquesa de Almenara.

Las nuevas nobles españolas. Inés Domecq, Marquesa de Almenara.

Inés Domecq es marquesa de Almenara por su matrimonio con Javier Martínez de Irujo Hohenlohe-Langenburg, nieto de la Duquesa de Alba. Se casaron en 2008 y tienen dos hijos, Sol, de nueve años, y Alfonso, de siete. La boda fue uno de los acontecimientos sociales de aquel año y suscitó mucha expectación, porque Javier era el primer nieto de la Duquesa de Alba en pasar por el altar. Tuvo lugar en Jerez, en la Iglesia de Santo Domingo. La novia derrochó estilo con un diseño de escote cuadrado de Manuel Mota para Pronovias y un ligero velo de tul de seda sujeto por un tocado de flores y hojas y un ramo de ramas de arbusto. La ceremonia estuvo oficiada por Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, el confesor de Cayetana Alba, que ha celebrado casi todas las bodas de la familia. Luego se sirvió una cena en el cortijo Martelilla Santa Isabel. Asistió toda la familia Alba, además de Alicia Koplowitz o Gonzalo Miró, que en aquella época salía con Eugenia Martínez de Irujo.

Inés se licenció en marketing en el CIS (Center for International Studies), en Madrid, y empezó su trayectoria profesional en la editorial Condé Nast organizando eventos. Tras dejar su puesto decidió lanzarse de forma independiente al mundo de la moda con la agencia The Editors Fashion Company, junto con su amiga Laura Vecino, esposa del Duque de Feria, Rafael Medina. Empezaron colaborando con producciones de estilismo en la revista “¡Hola!”, revista de la que Inés sigue siendo colaboradora habitual, y más tarde lanzaron una pequeña colección de trajes de baño para madres e hijas llamada Bqueenie.

Inés es hija de Huberto Domecq Ybarra y de María Jesús Fernández Govantes. Jerezana de nacimiento, regresa a menudo a la casa familiar para pasar temporadas en Navidad o en Semana Santa. Sin embargo, no quiso unirse a la firma de fabricación de toneles para destilados que fundó su padre. Su pasión es la moda desde que era muy joven. Su estilo nunca pasa desapercibido. Roberto Diz la considera “mi musa”. Para momentos especiales, como la boda de Sofía Palazuelo y Fernando Fitz James Stuart, Inés acude a los diseños del modisto afincado en Sevilla que ha conquistado a la aristocracia andaluza. Pero la joven empresaria adora mezclar. Zara no falta nunca en sus estilismos. Y para prendas especiales, le encanta comprar en Net-à-porter. La decoración y la realización de piezas con madera o metal son sus otras pasiones.

https://www.instagram.com/p/BgmL-RigaMv/

Una publicación compartida de Ines Domecq Instafollowers (@ines_domecq)

Tanto ella como Laura Vecino decidieron tomar caminos separados, a pesar de que su firma gozaba de mucho éxito. Inés lanzó una colección cápsula para la marca Coosy, de la que es propietaria su amiga Virginia Pozo. Poco después, decidió dar un paso más y lanzó, junto a la propia Virginia, su propia marca, I-Q Collection. La primera colección que lanzó “on line” durante el confinamiento fue todo un éxito. Tenía decidido venderla de forma presencial, pero el estado de alarma la obligó a cambiar sus planes. Las piezas, originales y muy estilosas, beben directamente del estilo de la empresaria, personal y muy diferente a todo lo que es tendencia, y se agotaron en pocas semanas. La componían pantalones de peto con volantes, estampados vichy, conjuntos pijama, vestidos largos de estilo romántico, trajes de chaqueta y monos, con precios asequibles. Inés, según explicó, se había inspirado en el campo andaluz y, sobre todo, en sus atardeceres. Muchas de las prendas, pensadas para vestir de invitada en bodas y celebraciones, se han convertido en un clásico.

https://www.instagram.com/p/CFuQi8jHeqI/

Una publicación compartida de Royalty connection (@royaltyconnection)

No es difícil ver a algunas de las jóvenes con más estilo de la alta sociedad española luciendo los diseños de la colección de Inés: desde Sofía Palazuelo, casada con Fernando Fitz-james Stuart, nieto de la duquesa de Alba, a las hermanas Osborne. Ella misma es su mejor modelo. El estilo personal de Inés ha sido reconocido, junto con el de su hermana Mercedes, que trabaja como relaciones públicas de Zara, en la lista de las mujeres mejor vestidas que publica la edición norteamericana de Vanity Fair todos los años. Sin embargo, Inés Domecq no tiene cuenta de Instagram y rara vez ha concedido una entrevista. Si hay algo que valora por encima de todo es la discreción.

Fuente: Leer Artículo Completo