Las vacaciones de lujo de Kiko Hernández

Las vacaciones de lujo de Kiko Hernández

  • Kiko Hernández disfruta de unas vacaciones después de los días de fiesta
  • Kiko Hernández nos enseña en EXCLUSIVA su nueva casa

    Kiko Hernández ha aprovechado las fechas navideñas para disfrutar de una escapada familiar a una de las islas más paradisíacas de España: Lanzarote. Junto a su mujer y sus hijas, el colaborador de ‘Sálvame’ ha exprimido las vacaciones de Navidad de las pequeñas para volar al archipiélago canario y disfrutar de las diferentes opciones de ocio de la isla. Unas vacaciones que no ha dudado en compartir con sus seguidores a través de las redes sociales, por las que hemos conocido todos los detalles de su excursión.

    El periodista ha mostrado la villa en la que se aloja con su familia. Con dos espectaculares habitaciones de grandes dimensiones, una de matrimonio y otra para las pequeñas, y un salón de inmensas proporcionadas, la gran estancia que más ha cautivado a la familia y a sus seguidores ha sido el patio. Y es que la casa donde se han alojado cuenta con un patio particular presidido por una piscina que la familia ha utilizado a pesar de las fechas, y es que las temperaturas en esta época han sido primaverales en la isla.

    Y junto a la piscina, no podía faltar una gran barbacoa que el colaborador ha hecho en su último día en la isla. De esta forma, se ha despedido de la villa de lujo, disfrutando de la carne y la verdura bien hecha.

    Pero durante su estancia no solo ha disfrutado de la villa, sino que también han hecho excursiones familiares y no han dejado escapar la oportunidad de montar en camello. Una experiencia muy gratificante que el periodista ha compartido por sus redes sociales mostrándose como un niño pequeño.

    Ahora toca el viaje de vuelta de la familia, y es que este mismo lunes los pequeños comienzan las clases y el periodista deberá volver al plató de Mediaset a su trabajo habitual con las pilas bien cargadas. No dudamos de que estas vacaciones, aunque breves, han sido suficientes para que el colaborador haya desconectado y vuelva a su rutina mucho más descansado.

    Fuente: Leer Artículo Completo