Letizia: un vestido y tres formas de llevarlo

Letizia: un vestido y tres formas de llevarlo

La Reina ha comenzado su agenda de la semana con una visita al Museo del Prado. Lo ha hecho para inaugurar la exposición conmemorativa del 40º aniversario de la ‘Fundación Amigos del Museo del Prado’, una institución cultural privada sin ánimo de lucro cuyo origen se sitúa en 1980 a partir de la iniciativa de un grupo de fundadores, que en torno a la figura del historiador Enrique Lafuente Ferrari aportaron el primer capital necesario para desarrollar el proyecto.

Letizia llegaba puntual a su cita en el museo y pasados unos minutos de las 11:00 h posaba junto a Carlos Zurita, presidente de la fundación (y tío del rey Felipe VI), el ministro de Cultura Miquel Iceta y Javier Solana, presidente del Patronato del Museo del Prado.

Para la ocasión ha recuperado el vestido celeste que estrenó en abril de 2019 durante su viaje oficial a Mozambique. Se trata de un modelo de Pedro del Hierro, de largo asimétrico y ceñido a la cintura con una lazada. El cuerpo es de corte camisero, con sus botones ocultos y manga larga, perfecta para estos días que comienza a refrescar. A diferencia de su estreno, en el que se decantó por complementos en azul marino, en esta ocasión lo ha combinado con sus salones destalonados nude de Carolina Herrera.

También lo llevó en julio de 2020, durante su visita al Monasterio de Santa María de Poblet en Tarragona. Entonces se decantó por unas cómodas cuñas en color beige. Un mismo vestido con tres modelos de zapatos distintos con los que ha conseguido tres looks muy diferentes.

​En los años 80, el Prado vivió uno de los momentos más significativos de la transición cultural española. Tras más de cuatro décadas fuera de nuestro país, en 1981 y procedente del Museum of Modern Art de Nueva York, llegaba al Museo el Guernica (en la actualidad expuesto en el Museo Reina Sofía). Apenas unos meses antes, 300 miembros fundadores, en torno al historiador Enrique Lafuente Ferrari (primer Presidente de nuestra institución), impulsaron la creación de la Fundación Amigos del Museo del Prado con el objetivo de apoyar a la pinacoteca en todos los ámbitos posibles: el 17 de diciembre de 1980 se constituyó formalmente la Fundación.

Esta década supone el arranque de un proyecto pionero de mecenazgo colectivo nacido de la sociedad que, con el tiempo, se ha convertido en un referente del mundo de la cultura. A lo largo de su historia, la Fundación ha donado al Prado o colaborado en la adquisición de 21 obras de arte.

Fuente: Leer Artículo Completo