Lolita, devastada por no haber ayudado a Carmina Ordóñez cuando aún estaba viva

Lolita, devastada por no haber ayudado a Carmina Ordóñez cuando aún estaba viva

  • Lolita ha confesado aún tiene remordimientos por no haber apoyado a Carmina en su batalla judicial
  • La cantante ha revelado que quiere ir a ‘La isla de las tentaciones’
  • Lolita, emocionada con la llegada de su nuevo nieto

    Los malos tratos nunca son un tema fácil de tratar, y precisamente esa fue la razón por la que, años atrás, Lolita y Carmina Ordóñez casi rompieron su amistad. La cantante lo confirmaba este fin de semana en ‘Viva la vida’ a través de una llamada telefónica para incorporarse en directo a la conversación que los colaboradores estaban teniendo recordando a Carmina, y aunque hablaban con mucho cariño de la cantante, y así se lo agradecía ella, ha querido aclarar que su rifirrafe vino, precisamente, después de que la socialité denunciara a Ernesto Neyra por malos tratos.

    «Ella nunca me lo quiso aclarar», ha dicho Lolita, pero muy emocionada sabía que eso no le disculpaba: «El día que me llamaron para ir al juzgado para ir a dar la cara por ella, me asusté un poco porque no sabía la verdad del todo, y me retiré. Me arrepiento desde entonces, pero hoy mucho más al ver las imágenes. Y Kiko Matamoros tiene toda la razón: tenía que haber dado la cara por ella y no la di en su momento. Ese fue el distanciamiento», ha explicado.

    Los colaboradores quisieron aplaudir la valentía de Lolita de contarlo, aunque el sufrimiento ya le acompañará toda la vida: «Tenía que haber dado la cara por mi amiga en ese momento y no la di, porque además luego se demostró que era todo verdad… y eso que yo a Ernesto le tenía aprecio, las cosas como son».

    Todos han estado de acuerdo en que eran otros tiempos, y que incluso a Carmen Ordóñez «se le dio lo más grande y por todas partes por contarlo públicamente», ha recordado Matamoros, que pronto partirá a ‘Supervivientes’, para añadir después que con lo caldeada que estaba, entiende que Lolita no quisiera «meterse en ese charco», pero eso a Lolita todavía no le sirve: «Yo todavía no me lo he perdonado», ha añadido Lolita, y es que tan sólo 15 después de su reencuentro, Carmina se fue para siempre a los 49 años tras una sobredosis de estupefacientes que le provocó una insuficiencia cardiorrespiratoria. «No te machaques, Carmina te perdonó, si es que había algo que perdonar», apuntaba Kiko.



    Fuente: Leer Artículo Completo