Los detalles de la historia de amor de Jaime Ostos y Mari Ángeles Grajal

Los detalles de la historia de amor de Jaime Ostos y Mari Ángeles Grajal

  • Fallece Jaime Ostos de un ataque al corazón.
  • Jaime Ostos superó el COVID el pasado mes de mayo
  • Fallece Sidney Poitier, el afroamericano que revolucionó Hollywood.

    Jaime Ostos ha fallecido a sus 90 años de un infarto cuando se disponía a coger el avión tras unas vacaciones con su mujer, Mari Ángeles Grajal. El fatídico momento ha llegado cuando el torero se encontraba junto a ella dispuesto a volver a Madrid. La tragedia ha dejado destrozada a la viuda del torero, en palabras de su único hijo en común, Jacobo, quien ha destacado en declaraciones a ‘Viva la vida’, que la pareja se encontraba muy feliz y unida. Ejemplo de ello era el viaje que estaban llevando a cabo en Colombia.

    A pesar de la diferencia de 20 años de edad, por la cual fueron muy cuestionados al inicio de su relación, Jaime Ostos y Mari Ángeles Grajal formaban un equipo muy unido y era habitual verles juntos en cualquier evento o reunión. Aunque no siempre ha sido así. La pareja, que contrajo matrimonio en 1987 por lo civil y en 2015 por la iglesia, tuvo su único hijo en común, Jacobo, tres años antes. Desde entonces, el matrimonio ha superado todo tipo de problemas y crisis.

    La neumóloga era calificada por el torero como la «mujer de mi vida», algo que demostraban superando cada crisis. La primera de ellas llegó en 1990, cuando ella pidió la separación del matrimonio esgrimiendo ‘maltrato’. Aunque nunca llegaron a divorciarse, a lo largo del matrimonio hubo idas y venidas, todas ellas con la misma mancha.

    El carácter impulsivo de Jaime Ostos había sido siempre cuestionado. Después de ser acusado por su primera ex mujer, Consuelo Alcalá, en un libro publicado en 2005, y tras el intento de divorcio, los ojos fueron puestos en la pareja. Pronto los rumores volvieron tras la aparición de una ex amiga de la pareja, Begoña, a ‘Sálvame Deluxe’ en 2011 donde aseguró que había sido testigo de fuertes discusiones entre ellos. También acusó a Mari Ángeles de haberle sido infiel hasta en cinco ocasiones. Acusaciones que el matrimonio respondió en los tribunales.

    Quien sí se confirmó que fue infiel fue Jaime Ostos. En 1992, fruto de una relación extramatrimonial con Aurora Díaz nació su tercera hija, Gisela, a quien la justicia reconoció como legítima en 2003. Una situación que provocó un gran varapalo en la pareja durante todo este tiempo.

    La pareja consiguió mantenerse firme y superar las crisis. Tanto que en 2013 quisieron casarse por segunda vez, en esta ocasión por la Iglesia. El sueño de Jaime Ostos era casarse en la misma finca que su comadre, Rocío Jurado. Sin embargo, problemas burocráticos les obligaron a retrasar la ceremonia a 2015 y celebrarla de forma íntima en una apartada finca de Villaviciosa de Odón casi en secreto. «Tampoco quisimos dar importancia mediática a este acto. Nos hemos casado dos veces por lo civil. Lo hemos celebrado por A, por B, por C…. y, por lo tanto, si cada vez que lo anunciábamos había un impedimento importante, pensamos que lo teníamos que hacer como lo hicimos», aseguraba a Vanitatis tras la ceremonia.

    Desde entonces la pareja mantuvo un perfil bajo y no volvió a ser noticia hasta que en 2020 la pandemia golpeó por partida triple a Mari Ángeles: neumóloga, vio fallecer a su madre a causa del COVID e ingresar a su marido en el pasado mes de marzo. Durante todo el tiempo, la pareja se mostró muy unida. Tras su recuperación, en verano, el matrimonio comenzó a hacer planes para disfrutar en pareja, entre ellos, el viaje a Colombia del que estaban disfrutando estas Navidades.

    Fuente: Leer Artículo Completo