Los duques de Cambridge, invitados a la boda de los Beckham

Los duques de Cambridge, invitados a la boda de los Beckham

Las especulaciones sobre la presencia de Meghan Markle y el príncipe Harry en la boda entre Brooklyn Bekcham y Nicola Peltz, celebrada el pasado fin de semana en Palm Beach, Florida, inundaron las redes sociales y los medios de comunicación hasta el mismo día del enlace. La buena relación entre los duques de Sussex y los padres del novio, Victoria y David Beckham, quienes incluso asistieron a la boda real del hijo menor de Lady Di en 2018, dejaba en el aire esta posibilidad. Pero nada más lejos de la realidad.

Finalmente, el matrimonio no estuvo presente en la ceremonia y según ha desvelado Daily Mail, ni siquiera formaba parte de la lista de invitados. La pareja real que sí habría sido invitada a la boda eran el príncipe William y Kate Middleton. La amistad que existe entre David Beckham y el nieto de Isabel II desde que ambos formaron parte de la campaña por los JJOO de Londres en 2012, habría llevado a la ex jugador de fútbol a tomar esta decisión.

Una fuente cercana a los Beckham, y de la que se había hecho eco el propio medio inglés, afirmó que los duques de Cambridge ante tal gesto por parte del matrimonio británico no dudaron en agradecerles «deseándoles felicidad, pero señalando que les sería imposible asistir».

La seguridad necesaria para un viaje de esa envergadura para los royals británicos, sería la primera vez en años que cruzaran el charco, habría sido el principal motivo de su ausencia en la boda. Aunque según los rumores, la posibilidad de que Meghan y Harry también estuvieran en el enlace tuvo gran peso a la hora de tomar esta decisión.

De finalmente haber aceptado, no tenemos dudas de que la presencia de Kate y William hubiera eclipsado el protagonismo del resto de invitados, con permiso de quienes sí acudieron al «sí quiero» entre Brooklyn y Nicola. El impacto mediático de la pareja no conoce límites.

Cabe recordar que David y Victoria Beckham también asistieron a la boda de Kate Middleton y el príncipe William en 2011, una evidencia más del vínculo que existen entre ambos.




Fuente: Leer Artículo Completo