Los (presuntos) mensajes subidos de tono de Kiko Rivera a una de sus ex que vuelven a causar problemas entre él e Irene Rosales

Los (presuntos) mensajes subidos de tono de Kiko Rivera a una de sus ex que vuelven a causar problemas entre él e Irene Rosales

Una vez más, la sombra de la infidelidad (o al menos del flirteo), sobrevuela la cabeza de un Kiko Rivera que ya ha contado con el beneficio de la duda unas veces y el perdón otras de su mujer, Irene Rosales. La última en poner en un brete al matrimonio es una vieja amiga del artista, y más que conocida por los consumidores de prensa del corazón: Techi.

Sí, la misma que ya mantuvo un romance en el pasado con Kiko, mucho antes de que Irene apareciera en el horizonte. Y esa que se casó con Alberto Isla, ex de la hermana de Kiko, y del que se separó tres semanas después (haciendo crecer los rumores de un ‘sí, quiero’ marcado por los intereses económicos de la exclusiva). Ahora hace acto de presencia para hablar de unos presuntos mensajes recibidos, no hace mucho, por el mismísimo hijo de Isabel Pantoja.

Concretamente, el pasado 31 de agosto. Es decir, hace mes y medio. Techi se encargaba no solo de hablar de ellos este miércoles por la tarde en ‘Sálvame’, sino, además, de revelar el contenido poco apropiado para un hombre casado y al que se le llena la boca al hablar de su familia y el amor hacia Irene. Pero, como decimos, hasta que se demuestre lo contrario, son presuntos mensajes.

Siempre seré el que te pone a 80.000 revoluciones y a 20 uñas“, asegura esta que se podía leer en ese WhatsApp enviado por Kiko, la noche de marras, pocos minutos antes de las cuatro de la madrugada. Unas palabras que, según ella, serán perdonadas por Rosales: “La mujer no lo va a dejar porque aguanta todos los cuernos”. Algo que provocaba que Anabel Pantoja, en plató le gritara que era una “sinvergüenza“.

Y un relato que también llevaba a la reacción en directo de Kiko, que se apresuraba en enviar un mensaje, en directo, a Jorge Javier Vázquez, presentador del programa: “Estoy muy tranquilo y con mi conciencia también, con el paso de los años la gente aprende ¿De verdad os creéis que yo le escriba a esta señorita? No le deseo nada malo a nadie”.

Fuente: Leer Artículo Completo