Los reyes celebran con Leonor y Sofía el Día de la Madre en la ópera: chaquetas de cuero, botas militares y un vestido ‘heredado’ (y reciclado)

Los reyes celebran con Leonor y Sofía el Día de la Madre en la ópera: chaquetas de cuero, botas militares y un vestido ‘heredado’ (y reciclado)

El Día de la Madre es especial en todas las familias y, desde luego, la real no es una excepción. Los reyes, Felipe VI y doña Letizia, han celebrado este día con sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía en el Teatro Real. El domingo por la tarde los cuatro disfrutaron de la ópera Peter Grimes de Benjamin Britten en una producción del Teatro Real de Madrid.

Los reyes son grandes melómanos y apasionados de la cultura y es lo que tratan de transmitir a sus hijas. Ahora, cuando la situación sanitaria comienza a mejorar, la familia real retoma su actividad cultural. Con su presencia, además, apoyan al sector que sufre las consecuencias de la pandemia. Con aforo reducido y mascarilla, han disfrutado de esta tarde de ópera juntos. Para este momento en familia han optado por estilismos relajados. Letizia y Sofía han calzado bailarinas planas mientras que Leonor ha optado por unas botas negras bajas de estilo militar que ha llevado sin medias dándole un estilo diferente al vestido de rayas de Hugo Boss que la heredera de la corona ha recuperado. El vestido corto de punto en tonos negros y rojos lo llevó hace algo menos de un año para asistir, tras los primeros meses de duro confinamiento, también en familia, a un espectáculo flamenco, Fandango Avenue, en los Teatros del Canal. Pertenece a Letizia, aunque su hija mayor parece haberlo ‘heredado’ definitivamente. Lo ha combinado con una biker de cuero.

Su madre, la reina Letizia, también ha llevado una prenda de cuero, en su caso una chaqueta con cremallera y cinturón, para compensar la bajada de temperaturas en la noche madrileña. El resto del estilismo ha sido muy sencillo formado por un pantalón negro y un top rosa. Como sus hijas, doña Letizia ha llevado el pelo suelto y como única joya su anillo ovalado de Karen Hallam, un regalo de Leonor y Sofía al que la reina tiene mucho cariño y lo luce prácticamente en cada una de sus apariciones. La reina ha aprovechado una salida privada en familia para evitar el maquillaje en su rostro y cambiar los tacones altos por un calzado cómodo. La infanta Sofía también ha escogido unas bailarinas con una tira fina y punta para esta tarde en la ópera. Las ha llevado con unos vaqueros deshilachados en el bajo, una camiseta blanca y una blazer de pata de gallo.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo