Luis Alfonso de Borbón: el Borbón sin ningún título nobiliario que sigue aspirando al trono de Francia y convertir a su mujer (una rica heredera venezolana) en duquesa

Luis Alfonso de Borbón: el Borbón sin ningún título nobiliario que sigue aspirando al trono de Francia y convertir a su mujer (una rica heredera venezolana) en duquesa

Luis Alfonso de Borbón Martínez-Bordiú tiene un pedigrí que destaca sobre el del resto de los mortales, y lo sabe. Es biznieto del rey Alfonso XIII (su padre es Alfonso de Borbón y Dampierre) a ello obedece el Borbón de su apellido. ¿Pero estar emparentado con el rey Felipe VI y la dinastía que reina en España en este momento es una garantía de poseer un título nobiliario? En realidad, no. Ser un Borbón te asegura un sitio en la boda de Mette-Marit y Haakon de Noruega, asistir a un buen montón de eventos hípicos, codearte con las Infantas, que al fin y al cabo son tu familia, pero eso no te convierte ni en duque, ni en príncipe de nada. Aunque para tener claro por qué el hijo del duque de Cádiz no es duque de Cádiz ni ningún otro tipo de Duque hay que conocer la ley española de 1987 y qué tipo de títulos se pueden heredar y cuáles no (por mucho que se empeñe Luis Alfonso de Borbón).

Por qué Luis Alfonso de Borbón no tiene ningún título nobiliario (ni lo va a tener)

El padre de Luis Alfonso de Borbón, Alfonso de Borbón y Dampierre ostentaba los títulos de duque de Cádiz, duque de Anjou y era pretendiente al trono de Francia, sí la misma Francia que decapitó a sus monarcas hace ya cuatro siglos. De él su primogénito debió de heredar la tendencia a postularse como candidato legítimo a ciertos tronos, porque Alfonso de Borbón no dudó en intentar ser el heredero designado por Franco, que como todos sabemos escogió finalmente a Juan Carlos hijo del Conde de Barcelona. Lo que sí logró Alfonso de Borbón fue emparentar con la familia de Franco casándose con su nieta Carmen Martínez Bordiú.

Luis Alfonso de Borbón como pretendiente al trono de Francia

En cuanto a sus pretensiones al reino de Francia, en fin, Luis Alfonso de Borbón dio a conocer en una entrevista en Paris Match en 2010 que le podían llamar Luis XX de Francia. La dinastía de los Orleans le contestó vía comunicado (y amenazó con jurídica) de que no, que en ningún caso es pretendiente a ese trono (que recordemos es un trono que no existe).

En su momento el padre de Luis Alfonso de Borbón llevó a los tribunales franceses su derecho a ser considerado pretendiente al trono de Francia… y los jueces franceses le explicaron que no tenían nada que decir al respecto ya que la monarquía está extinta en el país desde el siglo XVIII.

Francia es una república sin aspirantes a príncipes, duques ni condes, pero eso a Luis Alfonso de Borbón no le limita para seguir considerándose el legítimo heredero de Francia. De hecho, para crear masa crítica de afines a su pretensión al trono en Francia ha lanzado un juego de cartas en el país galo con el que los franceses que quieran pagar por ello disponen de 96 naipes con preguntas tipo trivial sobre la monarquía francesa. Entre los naipes, por supuesto sale él… y su mujer.

Luis Alfonso de Borbón además de lanzar exclusivas explosivas, luchar por heredar títulos y diseñar juegos de mesa ha tenido tiempo de bien casarse en 2004 con María Margarita de Vargas Santaella, heredera de una de las mayores fortunas de Venezuela. Gracias al enlace Luis Alfonso de Borbón ha conseguido el envidiable cargo de vicepresidente del Banco Occidental de Descuento, el banco de su suegro Víctor Vargas; y María Margarita de Vargas Santaella, ha conseguido joyas de la reina Victoria Eugenia, ser (casi) duquesa de Anjou y aparecer en un juego de naipes sobre la monarquía francesa.

Fuente: Leer Artículo Completo