Luis Medina se refugia en Portugal junto a su madre antes de declarar ante el juez

Luis Medina se refugia en Portugal junto a su madre antes de declarar ante el juez

  • Famosos españoles que son de horóscopo Libra como Luis Medina.
  • Primeras imágenes de Luis Medina tras la polémica de las mascarillas.

    Luis Medina es el hombre del momento, pero no precisamente le rodean buenas noticias. El próximo 25 de abril, el hijo de Naty Abascal deberá declarar ante el juez por un presunto delito de estafa, falsedad documental y blanqueo de capitales por el escándalo de la venta de mascarillas al ayuntamiento de Madrid. Y, por si fuera poco, el fiscal le pidió al juez el pasado 18 de abril que le impusieran una fianza de casi 900.000 euros. Según su entorno, el joven «está tranquilo y confiado» pero para evitar el foco mediático, Luis decidió salir de España y perderse la Semana Santa sevillana, de la que es un ferviente seguidor. DIEZ MINUTOS ha encontrado su refugio y sabemos quién se encuentra a su lado en sus momentos más difíciles. En el nuevo número de nuestra revista que ya está en el kiosco, te traemos EN EXCLUSIVA las fotos de Luis Medina en su refugio de Pascua.

    Naty Abascal, destrozada por los problemas de su hijo

    Luis Medina ha pasado unos días en la isla de Tavira, en Portugal, donde la familia compró una casa hace algunos años. Junto a él, su madre, Naty Abascal, que se ha convertido en su gran apoyo. El lugar es paradisiaco, aunque sus caras de pesadumbre y preocupación que podrás ver en nuestro números de papel lo dicen todo: las imágenes atestiguan que no disfrutaron del lugar como en anteriores ocasiones. Tavira es un lujo de la naturaleza, una isla de arena de once kilómetros de largo situada en el parque natural de la Ría Formosa. Según aseguraron en ‘Socialité’, Naty se encuentra destrozada con todas las informaciones sobre su hijo. «Tiene miedo a revivir fantasmas del pasado. La relación con Luis no es que se haya resquebrajado, pero se ha resentido. Ella tiene miedo de que, de nuevo, su apellido, su nombre, su imagen y la de sus hijos vuelvan a estar en el foco, como en el pasado lo estuvo por el Duque de Feria», explican. De momento, Rafa Medina, empresario de éxito y marido de Laura Vecino, no se ha pronunciado sobre los problemas judiciales a los que se enfrenta su hermano.

    El entorno de Luis Medina también evita hablar, consciente del rechazo que han causado en la sociedad española los movimientos del hijo pequeño del duque de Feria. El sevillano es consciente de ello. «Yo sé que he perdido el juicio mediático, pero el que me interesa es el judicial», confirmó al diario ‘ABC’. El hijo de Naty recibió casi un millón de euros como comisión y el pago se hizo a través de la empresa de Malasia que fue la que vendió las mascarillas al ayuntamiento de Madrid. Medina aseguró a ‘El Confidencial’ que su intervención «ha sido legal. Estoy tranquilo. Entiendo que a mucha gente no le parezca bien. Pero es el 8 por ciento del contrato. Es una comisión normal de intermediación». Luis se siente vapuleado por la opinión pública y parece que piensa que la justicia no está siendo ecuánime con él. «La Fiscalía son todos de izquierdas y así actúan. En este caso lo que buscan es si mi socio y yo le pagamos a algún político para conseguir los contratos. No hay nada de eso, repito que estoy tranquilo», aseguró.

    A los tres delitos que se le imputan (estafa, falsedad documental y blanqueo de capitales), ahora también podría sumarse el de alzamiento de bienes. El juez ordenó el embargo de sus cuentas y comprobó que dos de ellas se encontraban en números rojos y en la tercera solo había disponibles 247 euros. ¿Dónde está el resto del dinero?

    Alberto Luceño, el socio de Luis Medina

    De los 10,9 millones de euros que el Ayuntamiento de Madrid pagó por el suministro de mascarillas, guantes y test de antígenos en el comienzo de la pandemia, Luis Medina percibió un millón de euros de comisión, mientras que su socio, Alberto Luceño, cobró 5 millones. Con las ganancias llegó el episodio más obsceno del caso: la compra compulsiva de coches, relojes y un piso de lujo, todo ello por parte de Luceño. Y el barco por más de 300.000 euros que Luis compró en Gibraltar para ahorrarse impuestos.


    Fuente: Leer Artículo Completo