Luis Rollán rompe su amistad con Isabel Pantoja: “Para mí esto es muy triste”

Luis Rollán rompe su amistad con Isabel Pantoja: “Para mí esto es muy triste”

Luis Rollán ha empezado ‘Viva la vida’ con un semblante serio y triste. No había pegado ojo en toda la noche. ¿El motivo? Su amistad con Isabel Pantoja ha llegado a su fin. Isabel se puso, la pasada noche, en contacto con el colaborador vía Whatsapp y al parecer lo que le ha dicho ha sido tan duro que “por mi parte la amistad se ha roto”. “En su mano está, las amistades son de dos, esto es bilateral”, ha confesado Luis, “desde anoche mi camino no va en paralelo con el de ella, para mi esto es triste, doloroso, estoy decepcionado“.

Rollán e Isabel han tenido una bonita y duradera amistad durante años, pero ahora asegura que “no reconozco a la persona con la que hablé anoche”, y que tuvo para él palabras muy duras “que no me merezco”. Al parecer estuvieron hablando hasta poco antes de las dos de la madrugada.

El colaborador ha asegurado que no ha dejado de ponerse en contacto con la tonadillera en estos últimos meses pero nunca recibía respuesta, hasta anoche. “Yo no tengo absolutamente nada que hablar con nadie”, le dijo tajante Isabel Pantoja tras su último mensaje. “¿Y yo soy nadie?”, se preguntaba Luis, “a ella le dolió que no di la cara cuando un compañero de Viva la vida hizo un comentario sobre ella, pero fue incluso antes de ‘La herencia envenenada”.

“Para mi es tan fea esta situación… No entiendo nada”, comentaba Luis, “ella ha estado en todos mis malos momentos, es mi comadre, yo solo quería saber qué le pasa, cómo está, a mi me preocupa realmente cómo está”.

“La gente que te queremos estamos pendientes de ti”, ha estallado, “hay una frase que me ha matado, me dolió de corazón, me dijo ‘no somos iguales”. Y ahora, enfadado, ha declarado: “Pues no, no somos iguales”.

Poco después, Luis ha dejado abiertas las puertas de la reconciliación, porque “si las cosas tienen que llegar a buen puerto llegarán, no es que rompa mi amistad pero sigo mi camino y está en su mano”.

Fuente: Leer Artículo Completo