Maduros que huyen: así puede haber afectado la pandemia a los famosos a la fuga de este verano (y sí hablamos de Enrique Ponce)

Maduros que huyen: así puede haber afectado la pandemia a los famosos a la fuga de este verano (y sí hablamos de Enrique Ponce)

La experiencia del confinamiento que trajo la pandemia de la Covid-19 ha cambiado muchísimo la percepción de todos acerca de la vida, así en general, y de nuestra vida, de cómo la vivimos o no la vivimos. El encierro tuvo consecuencias inmediatas en las parejas: tras una convivencia inusualmente intensa, en muchos países se ha ido constatanto un aumento de las tramitaciones de divorcios (y sí, estamos pensando en Enrique Ponce y Ana Soria).

La sensación general es que ya no hay más tiempo que perder. Ante un mañana incierto, no queda más que aprovechar cada día al máximo. Quien se pensaba alargar una situación delicada o se resignaba a una relación no tan satisfactoria pudo, de repente, cambiar de opinión. Hemos constatado cómo circunstancias repentinas pueden desmontar por completo nuestra existencia y, de alguna manera, nos hemos quedado sin mañana. Posponer ya no es una opción.

Esta reorganización del tiempo de todos se proyecta, sin duda, en uno de los episodios que están marcando este verano 2020: el divorcio en ciernes del torero Enrique Ponce . Poco después de romperse el confinamiento, la noticia del romance de Ponce y Ana Soria se filtró a la prensa y desató la separación y el divorcio que ya se negocia. No sabremos nunca si el confinamiento tuvo algo que ver, pero según Legalitas, el aumento de las parejas que decidieron divorciarse en lo peor de la pandemia ascendió un 41%.

Los divorcios y separaciones de famosos que estamos viendo en este verano del coronavirus son de todo menos tranquilos. Mary-Kate Olsen llegó a solicitar al juez un divorcio de emergencia de Pierre Olivier Sarkozy, hermano del ex presidente francés. Christina Ricci tuvo que pedir una orden de protección y alejamiento de su marido, James Heerdegen, del que ya se está divorciando.

Con las emociones más levantiscas de lo habitual y la sensación de que el presente es más importante que nunca, todo puede pasar en estos meses de incertidumbre ante lo que vendrá.

Fuente: Leer Artículo Completo