Maite Zaldívar, todos los detalles sobre su paso por la cárcel

Maite Zaldívar, todos los detalles sobre su paso por la cárcel

  • Maite Zaldívar, todo lo que piensa sobre Isabel Pantoja
  • La ex mujer de Julián Muñoz recuerda su paso por prisión

    Maite Zaldívar se ha sincerado como nunca sobre su paso por prisión en ‘Sábado Deluxe’. La ex mujer de Julián Muñoz ha confesado que “se le rompe el corazón” cada vez que ve imágenes sobre su detención y ha indicado que ella no tiene vetado hablar sobre este tema. “Me parece absurdo hacer como que no ha pasado cuando lo ha visto toda España”, ha recalcado. Además, ha reconocido que, aunque lo pasó muy mal, consiguió “estar” allí dentro e incluso llegó a tener varias amistades dentro de la cárcel que le hicieron su estancia más llevadera.

    “En prisión jugaba con algunas personas al parchís. También hacía punto de cruz y crucigramas”, ha desvelado. Sin embargo, pese a estos ratos de entretenimiento, también ha vivido cosas más duras. “Cuando sales de allí no se te olvida ni el olor ni el sonido de los cerrojos, es terrible”, ha indicado. Además, ha explicado que hubo una noche en la que uno de los prisioneros quemó uno su colchón. Un momento que vivió con mucho miedo porque no podían salir hasta que les abriesen la puerta.

    Maite Zaldívar ha reconocido que un día coincidió durante una misa con Julián Muñoz, aunque no pudieron hablar porque los presos estaban separados de las presas. “Me contaron que él lo pasó muy mal y que lloró mucho al verme”, ha indicado.Además, ha querido dejar claro que ella cumplió dos años y medio en la cárcel, toda su condena.

    Sin duda, uno de los momentos más duros para ella fue ver la cara de sus hijas cuando fueron verla a la cárcel. “Me intenté poner muy guapa y tener fortaleza. Cuando bajé las escaleras tuvieron que ayudarme porque me derrumbé“, ha indicado visiblemente emocionada al recordar este duro momento. Por otro lado, ha explicado que se sintió muy feliz cuando salió de la cárcel. “Me sentí como un pájaro saliendo de la jaula”.

    Eso sí, ha indicado que ahora no le quedan secuelas de su paso por prisión y que no tiene pesadillas. Sin embargo, sí que hay algo que no puede hacer desde que estuvo en la cárcel. “Ya no puedo cerrar la puerta al dormir”, ha indicado.

    Fuente: Leer Artículo Completo