Mayka Rivera (LIDLT) confiesa qué le pasa en uno de sus ojos tras una blefaroplastia

Mayka Rivera (LIDLT) confiesa qué le pasa en uno de sus ojos tras una blefaroplastia

  • Mayka Rivera ha confesado que tiene secuelas en la cara tras uno de sus últimos retoques estéticos
  • ¿Siguen Mayka Rivera y Alejandro Bernardos juntos tras ‘La última tentación’?
  • Todas las operaciones estéticas de Mayka: así era antes

    Las operaciones estéticas sirven (o deberían servir) para vernos mucho más guapos después de hacerlas que antes, pero si no se tiene cuidado (o medida), los resultados pueden ser nefastos. De esto pueden hablar sin problema, por ejemplo, Aurah Ruiz, que hace poco se ha operado el culo, o Mayka Rivera, y es que a ambas les gusta mucho una clínica. Sin embargo, la rubia murciana no está teniendo tanta suerte con sus retoquitos, porque ahora ha confesado que le han quedado secuela después de uno de los últimos… y además en la cara.

    Mayka confesó recientemente que se ha realizado una blefaroplastia, que no es otra cosa que eliminar la piel sobrante de los párpados o de las bolsas inferiores, con un pequeño corte y apenas un par de puntos. Ella estaba de lo más contenta, pero le ha quedado una pequeña marca que apenas se ve, aunque que para ella parece ser un mundo, tal y como ha confesado en su canal de mtmad: «Se me ha quedado bastante jodido. Se me marca más la ojera. No se nota mucho, pero si te fijas sí», ha contado.

    Si nos fijamos, en su ojo izquierdo, mientras se maquillaba, se puede ver una pequeña sombra, que es la que a ella le molesta. Se puede tapar fácilmente con maquillaje, pero ella no la quiere ahí: para algo se ha hecho el retoque, y si puede estar a gusto con su cara lavada, mejor. Eso sí, la solución ya la tiene: «Tengo que ir a que me hagan el láser para quitar esa manchita».

    Por lo demás, Mayka está muy contenta: en su haber cuenta con operación de pechos, rellenos con ácido hialurónico y bótox, cócteles de vitaminas… la murciana se ha confesado adicta a este tipo de tratamientos, y no tiene ningún problema en reconocerlo: «Los retoques a mí me enganchan muchísimo porque cada vez que salgo de la clínica me veo mejor y entonces quiero repetir», apuntó en su día. Y a nosotros nos encanta que le encante… ¡pero con medida!



    Fuente: Leer Artículo Completo